Celebramos la LIX Convivencia de Vita et Pax

Del 1 al 20 de agosto el Instituto Vita et Pax celebró en El Escorial (Madrid) su LIX Convivencia. Además de los encuentros, el compartir la vida, la plegaria común, la piscina… se impartieron tres cursillos: [Leer más…]

De dioses y hombres

De Dioses y Hombres

Argumento de “De dioses y hombres”

Un monasterio enclavado en las montañas argelinas, en los años 90… Ocho monjes cristianos franceses viven en armonía con sus hermanos musulmanes. Pero paulatinamente la violencia y el terror se instalan en la región. A pesar de las crecientes amenazas que los rodean, la decisión de los monjes de quedarse a cualquier precio, se hace más firme día tras día…

Crítica de “De dioses y hombres”

De dioses y hombres” es un drama francés ambientado en un monasterio de las montañas del Magreb en los años noventa, donde la tranquila vida de ocho monjes se ve interrumpida cuando se produce el asesinato de un grupo de trabajadores extranjeros por parte de integristas musulmanes. Basándose en hechos reales, Xavier Beauvois ha contado con unos magníficos actores que muestran la grandeza humana.

 

 

Mujeres en el siglo XXI. Identidad, opciones y desafíos.

Mujeres en el siglo XXI. Identidad, opciones y desafios

Mujeres en el siglo XXI. Identidad, opciones y desafios

Autora: María del Carmen Martín Gavillero

 Aunque pueda sorprender, las mujeres se siguen preguntando en el siglo XXI quiénes son, qué desean, qué pueden aportar a la construcción de una justicia más humana y universal… En medio de los quehaceres cotidianos y luchas reivindicativas, siguen haciéndose las preguntas de siempre. Saben respuestas aprendidas que otros han dado, pero creen que ha llegado el momento de ensayar sus propias respuestas. Esto es lo que pretende Mujeres en el siglo XXI.

A lo largo de estas páginas se dibujan nuevos rostros de mujeres, llamadas con urgencia a tener una profunda vida interior. Las mujeres se están convirtiendo en agentes sociales de transformación de una realidad que es injusta. Ser mujeres creyentes y feministas empuja a la construcción de un futuro más humano, de una humanidad nueva. Si el pensamiento feminista no conduce a fortalecer la justicia social, es un falso feminismo. Si el cristianismo no lleva a luchar contra todo lo que se oponga a la justicia social, no es cristianismo.

 No es este un libro de mujeres para mujeres. Es un libro que quiere construir puentes donde hombres y mujeres puedan encontrarse para establecer nuevas relaciones y llegar a construir un futuro común de justicia.

 

Matar nuestros dioses. Un Dios para un creyente adulto

Matar a nuestros Dioses. Un Dios para un creyente adulto

Autor: José Mª Mardones

Hay libros que nacen de la cabeza, el estudio y la reflexión. Otros cuyo impulso procede de la vivencia, de la necesidad de comunicar un caudal de sentimientos. Este libro nace de la práctica, del encuentro con creyentes y de la necesidad de responder a lo que considero una distorsión de la verdadera imagen cristiana de Dios.

En mi experiencia pastoral me he ido encontrando con una triste constatación: Dios no siempre es un elemento elevante, potenciador, liberador de la persona. Al revés, alrededor de su figura se dan cita un cúmulo de miedos, terrores, cargas morales, represiones o encogimientos vitales. No, Dios no siempre es una fuerza que desate nudos, libere de enredos, haga más ligera la carga de la vida o eleve a las personas por encima de las miserias existenciales y cotidianas. A menudo Dios es una carga pesada, muy pesada. Y muchos no se atreven ni a tirar este fardo por la borda.

Este libro nace del deseo de colaborar para liberar de este Dios opresor. Quisiera ayudar a que las personas descubrieran que esas imágenes de Dios no son el Dios de Jesús, sino su negación. La imagen de Dios tiene una importancia esencial en la vida de la fe cristiana. Dado que a Dios nadie lo ha visto nunca (Juan 1, 18), siempre funcionamos, inevitablemente, con imágenes y representaciones suyas que nos lo hacen accesible a la experiencia humana. Estas imágenes hacen de mediadoras de su presencia viva en nosotros.

 

Sororidad Nº21 – Mayo 2011

Descargar (sororidad-num-21-2011-Mayo.pdf, PDF, Desconocido)

LIX Convivencia del Instituto Vita et Pax

Del 1 al 20 de agosto el Instituto Vita et Pax celebrará en El Escorial (Madrid) su LIX Convivencia. Además de los encuentros, el compartir la vida, la plegaria común, la piscina… tendremos tres cursillos:

  1. Del día 3 al 5 de agosto
    Los objetivos del Milenio en su recta final
    Profesor D. Pablo J. Martínez Osés
  2. Del día 12 al 14 de agosto
    Un paso más allá: el cuidado, un tesoro oculto del Evangelio
    Profesora Dña. Marta López
  3. Del día 16 al 18 de agosto
    La fraternidad cristiana, estilo de vida alternativo
    Profesor D. Fidel Aizpurúa

El día 15, gran fiesta de la Asunción, celebraremos con júbilo las Bodas de Oro y Plata de algunas compañeras. Las acompañamos de corazón en su acción de gracias al Señor.

Descargar (LIX-convivencia-vita-et-pax-2011.pdf, PDF, Desconocido)

Corazones que tiritan de frío

Por: Tere Echarri VP – Alicante

Cuando paso la puerta que les separa de la libertad, intento descalzarme y pisar el suelo de su prisión.

La sensación al entrar es de frialdad y avanzo casi mirando sus suelos, esos suelos que para ellos son su vida. Todo me recuerda la tristeza y el abandono hasta que llegan ellos. Cuando mi mirada se cruza con ellos comienzo a notar la calidez. Y los veo tristes e intento llegar a ellos con el poder de la sonrisa, ese es mi primer encuentro. Ellos me miran y noto cómo su mirada me envía mensajes de acogida.

Aquel día me encontré con un periodista y me preguntó “¿Tere a ti qué te aporta la cárcel?, ¿qué aportas tú como persona?” Esta pregunta así de golpe y delante de ellos me dejó algo confusa. Los miré a todos y les dije:” siempre he querido estar cerca de gente como vosotros con la pena de no poder disfrutar de la libertad, ya desde niña y también cuando estuve en Chile, acudí al campo de concentración “Chacabuko” y esa experiencia me dejó marcada para siempre. Cuando llegué a Alicante desde el principio quise acercarme a ellos, a vosotros y vosotras para compartir “un poco” la vida, vuestra vida. Tuve la suerte de que mi ilusión de estar entre vosotros se cumplió, sobre todo, al jubilarme porque ya pude disponer de mi tiempo para vosotros/as”.

En este tiempo he recibido mucho de ellos, mucho más que lo que les pueda aportar. Cuando comparten conmigo su vida, sus cariños, sus amores, sus frustraciones son como escuchar y entrar en lo más sagrado de la vida. Son para mí como entrar en un templo, todo alrededor se convierte en silencio, en respeto… te abren la puerta de su corazón y destapan todo lo que son. ¿Hay mayor entrega que esa? ¿Acaso existe un regalo mayor que la intimidad de una persona? Los veo desde lejos con sus miradas perdidas y conforme me acerco a ellos les veo cómo se les dibuja una sonrisa, sus ojos cobran vida ¿hay mejor regalo que el cariño?

Corazones que tiritan de frío

Voy notando cuando estoy entre ellos cómo, mediante su encuentro, el rostro de Jesús cobra vida, El está allí con ellos. Yo los toco y noto cómo circula entre nosotros una energía que transforma un encuentro en oración, una oración que nos acerca a la compasión que Jesús nos transmitió, esa compasión podemos recordarla en el encuentro con la Samaritana.

Y entonces, reconociendo a Jesús en ellos, me acerco ofreciéndoles cercanía, intentando acogerlos con la mayor sencillez y naturalidad e intentando llevar el mensaje de Jesús con los gestos de mi propia vida.

En estos años de voluntaria junto a los que no tienen libertad me han hecho entender que no todas las personas sin libertad están en prisión, eso lo he descubierto junto a ellos, allí en la cárcel. Y me he sentido privilegiada por ser depositaria de sus vivencias, de sus cariños gratuitos…. Y he aprendido de su entrega incondicional… “Tere yo te lo cuento porque sé que me escuchas”,… y mi respuesta llega a ser para él lo más importante de su vida, y yo sé que Jesús está allí entre nosotros porque al marchar mi corazón lo noto lleno de vida, de vida y paz serena. 

Testimonio de Carmen Benito

Por: Carmen Benito Vita et Pax – Valencia

Desde Valencia, mi actual destino, después de muchos años viviendo en el extranjero, voy a explicar en qué empleo mi tiempo, mis horas de voluntariado, en esta etapa de la vida que Dolores Aleixandre define como “… etapa diferente de las anteriores en las que, junto a evidentes pérdidas, se nos presentan nuevas oportunidades”. Y, continúa, “cómo debemos disponernos a afrontarla con radical confianza: algo así como si le firmásemos a Dios un cheque en blanco en el que expresamos que, sea como sea ese tiempo, estamos seguros de su presencia y su compañía”. 

También me parece muy importante vivir con el convencimiento de que la entrega en el servicio debe ser para una persona consagrada lo que ocupe y mueva sus proyectos de seguir trabajando por el Reino, porque la misión es de siempre y para siempre.

En la fundación Ceimigra, en Valencia, imparto clases de español tres mañanas a la semana, de octubre a junio. Ceimigra es un centro de estudios para la integración social y formación de inmigrantes. Los grupos de estudiantes siempre están compuestos por alumnos de diversas nacionalidades de Europa, Asia y África, que reciben una enseñanza gradual y utilizan un material totalmente gratuitos; cada curso se prolonga durante tres meses y los alumnos que han asistido con regularidad y aprovechamiento, reciben un Certificado académico.

Para mí, en esta etapa de mi vida de jubilada, el poder continuar en lo que ha sido mi profesión, es sumamente gratificante. Nuestros alumnos, que hoy constituyen un grupo social necesitado y, en casos, hasta marginado, son un enriquecimiento para mí con sus vidas y sus experiencias. Yo les ayudo en algo vital para ellos, como es aprender el idioma español, y ellos me aportan otros valores; en las clases no sólo se trasmiten e intercambian conocimientos sino que se comparten vivencias y experiencias de mundos y realidades tan distintos. Lo más importante es la acogida hacia ellos y entre ellos, el trato y el respeto.

Además de las clases, dedico un día a la semana a ayudar en el Cottolengo del Padre Alegre de Valencia. Otra experiencia, muy diversa a la anterior, que me hace contactar con otro mundo, el del dolor y la impotencia, de la enfermedad y la deficiencia.

Puedo decir también que, cada día, al despertar por la mañana, agradezco al Señor la nueva oportunidad de poder vivir el don de ser testigo de su Vida y de su Paz.

Carmen Benito

Carmen falleció en enero de 2011, como homenaje publicamos el testimonio que nos compartió en el año 2010.

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies