Mi vida cotidiana

Por: Mª Julia Bisbal. Vita et Pax. Alberique (Valencia).

Mª Julia

Mª Julia

Ya sabéis que mi pueblo es Alberique, donde vivo, y el de Salomé. Se encuentra a 39 kms de Valencia, en dirección a Albacete y Alicante.

Tiene una población de 11.000 habitantes, en los que se incluye un número considerable de inmigrantes. Hay muchos niños. Es un pueblo agrícola y además tiene algunas fábricas (cristalería, aluminio, madera, saneamiento, etc ), tenía más, pero a causa de la crisis varias han cerrado, lo que ha repercutido en desaparición de puestos de trabajo. La agricultura pasa por un momento difícil; se está haciendo transformación de cultivos, por ejemplo, menos naranjas y más caquis, buscando los que sean más rentables.

La población inmigrante es rumana y árabe, de diferentes procedencias. Los musulmanes están muy unidos entre sí. Tienen un lugar de culto, que es un almacén preparado para ello. En cuanto a lo social y caritativo acuden al Ayuntamiento y a Cáritas y los niños van al Colegio de las Religiosas. Hay paro laboral que afecta tanto a gente del pueblo como a inmigrantes, algunos de los cuales han regresado a sus países.

Hay dos Centros Estatales y un Colegio concertado de las Hijas de la Caridad. Hay un Instituto de Enseñanza Media y guarderías.

Alberique tiene dos parroquias atendidas por un solo párroco; colaboran dos sacerdotes, que son hijos del pueblo. Hay un grupo de laicos más comprometidos en Catequesis, Liturgia, Coro de niños, Pastoral de la Salud, etc. En cuanto a Formación, todos los años hay un cursillo largo de Sagrada Escritura, sobre todo, Nuevo Testamento.

Colaboro en la parroquia en catequesis de Primera Comunión. Son tres años y tenemos cada catequista los mismos niños durante los tres años. Es un día por semana, el martes; comenzamos a las 5 de la tarde con reunión de las catequistas de cada año. A las 6 menos cuarto llegan los niños hasta las 7 h. de la tarde que acabamos. Todas las catequistas de las dos parroquias tenemos una vez al mes reunión con el párroco. El párroco viene cada 15 días a estar con los niños y cada dos meses tenemos reunión con los padres, coordinada por el párroco. Cada domingo a las 11 hay Misa de niños, a la que voy.

Otra colaboración es en Cáritas. Tenemos economato los martes de 10 a 12 (comprende alimentación y droguería). Son 74 familias las que se benefician de él; acuden 37 familias cada 15 días. Estos números van en aumento, por la necesidad que crece. Pueden gastar en el economato, una cantidad de dinero proporcional a número de miembros de la familia (para evitar “desvíos”).

Una cooperativa valenciana de grandes superficies nos da pan y alimentos frescos que están próximos a caducar. Estos, los repartimos todos los días, a las 10 de la mañana, a 10 familias diferentes cada día. Los lunes de 11 a 12 damos ropa y llevamos un control de las personan que vienen a pedirla.

Cada 15 días tenemos reunión de Cáritas por la noche de 10 a 12, a la que acudimos todos los que colaboramos y el párroco. Yo voy a Cáritas, lunes, martes y jueves.

Hay buen contacto y relación entre las Trabajadoras Sociales del Ayuntamiento y Cáritas. Me pidieron si podía colaborar con ellas porque había niños que no acudían todos los días al colegio y era necesario controlar si las subvenciones y ayudas que se les da, tanto desde el Ayuntamiento como desde Cáritas, están siendo bien utilizadas. Mi colaboración consiste en ir los lunes y jueves a las 8’30h. de la mañana, a las casas de estos niños, que son 8, para ver si los han levantado para ir al Colegio. Los viernes voy a hablar con sus profesores. Estos niños son de etnia gitana pero hijos del pueblo.

A título personal voy a visitar en sus domicilios a cuatro señoras mayores; a una de ellas la acompaño cuando tiene que ir al médico; a otra a la Eucaristía, los sábados por la tarde. Además, acompaño a la Eucaristía del domingo a las 8’30h, a otra señora que está en la Residencia de la Milagrosa, en el mismo Alberique.

Mi compromiso voluntario

Por: Charo Martí. Vita et Pax. Valencia.

Charo Martí

Charo Martí

Desde que me jubilé, los dos primeros años, fui a Manantial, tres días a la semana por las mañanas, echaba una manita a Concha (no sé si todas sabéis que falleció en diciembre). Mientras aproveché para hacer el curso de voluntariado en Cáritas, y ante las “ofertas” que nos hicieron para poder colaborar, me ofrecí para Inmigración, sin especificar nada más. Tardaron casi un año en llamarme. Me ofrecieron la colaboración en un piso semi – tutelado donde viven nueve “muchachos” de África subsahariana.

En ese piso colaboramos nueve o diez voluntarios, la mayoría les dan clases de español. Otras enseñan cocina española y otros dos voluntarios se encargan de la intendencia del piso.

Mi voluntariado en ese piso tiene varias facetas, una de las principales es la acogida cuando llegan nuevos.

Los miércoles les acompaño al mercado para realizar la compra de toda la semana, a la vez, que aprenden vocabulario y poco a poco van aprendiendo a perder el miedo y desenvolverse.

Desde que llegan a Valencia, y al tener derecho desde el primer día a ser atendidos vía urgencias o en la O.N.G Médicos Solidarios, si alguno de ellos presenta algún problema de salud (casi todos lo presentan), les acompaño y después, cuando ya se han empadronado, consiguen la tarjeta sanitaria, y tienen derecho a ser atendidos en la sanidad pública, les acompaño al Centro sanitario. También les acompaño si son remitidos a especialidades o al Hospital.

Aunque mi compromiso “fijo” es el miércoles de mañana, cuando surgen todos estos otros problemas de acompañamientos, si no es a urgencias, lo programo para que no coincida con mi otra responsabilidad con los miembros de mi Centro de Vita et Pax.

Estas actividades voluntarias, me han enriquecido y ayudado para comprender mejor los problemas y “dramas” personales con los que vienen muchos inmigrantes y también me han ayudado a descubrir la gran sensibilidad y profesionalidad de muchos sanitarios y Trabajadores Sociales a la hora de atenderles a ellos y a mí misma, informando y orientando los pasos a seguir.

Otra de mis actividades voluntarias es en lo que en el Instituto Vita et Pax, llamamos Ruanda Fraternidad y en menor escala Lar Santa María de la Bahía. Al formar parte como O.N.G. reconocidas en Valencia estamos comprometidas por estatutos a participar en reuniones y especialmente en las Asambleas y cualquier actividad reivindicativa que se convoque en las cuales me hago presente (alguna vez también ha participado Cecilia).

Un Adviento diferente

Por: MaJesús Antón. Vita et Pax. Zaragoza

Me chirriaban las lecturas de Isaías mientras veía un mundo tan desigual: “preparará el Señor para todos los pueblos un festín de manjares suculentos…”    “..No alzará la espada pueblo contra pueblo…”   “.. defenderá con justicia al desamparado…”

Y en medio:  pueblos con hambruna, guerras,  millones de refugiados y desplazados por el mundo. Rostros de niños golpeados por la pobreza y la enfermedad desde antes de nacer (duele mucho ver a un niño con ojos tristes). Rostros de mujeres solas, con  carga familiar, sin salario, con una -casa- de barro.DSCN3062

DSCF3302

Se me agolpaban las preguntas, unas con respuestas, otras muchas, sin ellas. Es bueno tener dudas y que surjan preguntas; te ayudan a buscar, te inquietan, te estremecen…. Algo tiene que cambiar en nuestro corazón en medio de la abundancia y el consumismo, de luces y regalos en estos días.

¿Hay razones para la esperanza? –me preguntaba en pleno Adviento- ¿qué  pueden esperar los que no tienen nada?, ¿qué espero yo que tengo mucho?

Hoy mueren o mal-viven miles de inocentes víctimas del egoísmo  porque sigue habiendo Herodes que niegan todo derecho a una vida digna.

Y sigue Isaías: “Consolad, consolad a mi pueblo, allanad el camino…”.  Y esto es lo que hacen muchas mujeres y hombres que han entendido las palabras de Jesús que puso su tienda entre nosotros: Tengo hambre y me das de comer, estoy enfermo y me atiendes en un centro de salud,  vivo en una choza o a la intemperie y me ayudas a construir una casa digna. Estoy en la cárcel…,  sin  trabajo, desnudo o con harapos… y me miras con cariño, me enseñas un oficio o a cultivar, a coser…, me tratas con dignidad.

Y una luz les brilló. Habitaban en una tierra de sombras y una luz ha brillado ante sus ojos…

Hay muchas luces a nuestro alrededor que intentan vivir día a día la Navidad: Dios con nosotros, fiesta de la luz, de la fraternidad universal. Son las luces que alumbran, que acogen, que dignifican. Esto es consolar a mi pueblo, allanar el camino, por eso, sí que hay esperanza en un mundo mejor para toda la humanidad. Ese mundo fraterno, hemos de hacerlo entre todas y todos.

Que en sus días florezca la justicia y la paz abunde eternamente.” Salmo 71.

Dos mundo diferentes y tan iguales

Por: Dina Martínez. Vita et Pax. Madrid

Me alegro de poderos compartir mi experiencia misionera vivida en uno de esos países que acertadamente llamamos “países empobrecidos”. He trabajado en Rwanda 34 años, más de la mitad de mi vida y esto provoca en mí un mestizaje africano-manchego que no me ha cambiado el color de la piel, aunque si ha modificado mi manera de entender la vida y de leer los acontecimientos y el momento histórico que vivimos. Como suelen decir los jóvenes, esto es lo mejor que me ha pasado hasta ahora.

La imagen que tenemos de los africanos, la mayoría de nosotros, es la que nos muestran los medios de comunicación:

  • Niños desnutridos y harapientos

  • Episodios de guerras interétnicas, donde se matan unos a otros sin piedad (Siria, Irak, Palestina, Sudán, RDC y tantas otras…).

  • Colas de gente recibiendo ayuda humanitaria que generalmente enviamos los países ricos para compensar los destrozos que han causado las guerras, las malas cosechas, las epidemias y las catástrofes naturales.

  • Epidemias incontrolables que matan a la gente porque no tienen medios económicos ni personal lo suficientemente formado para hacerles frente (SIDA, Colera y en nuestros días el Ébola).

  • Otra imagen poco atractiva que nos llega de África son las elecciones fraudulentas, los políticos corruptos que se resisten a dejar el poder, los grandes mafiosos y estafadores que viven con un pie en el Sur donde roban y otro en el Norte donde disfrutan sus beneficios.

  • La imagen de un continente alejado hasta hace unos años, pero que se nos acerca en pateras y que últimamente nos invade y nos protegemos con murallas, concertinas, policía y muchas veces con rechazo de la población…

Todo esto existe, pero hay otra parte de la sociedad mucho más numerosa y más atractiva de la que os quiero hablar desde mi experiencia.

El pueblo ruandés, me recuerda mucho a la gente sencilla de nuestros pueblos manchegos donde yo crecí hace ya bastantes años. Son personas amables, alegres, solidarias, luchadoras. Todos estos valores y otros muchos los desarrollan los pobres para conseguir el milagro diario de la supervivencia.

Llegué a Rwanda con 24 años, con un diploma de enfermera recién estrenado, sin experiencia de trabajo y poca de la vida. Mi origen sencillo tampoco me invitaba a pensar que tenía que transformar el mundo y así empecé a vivir y a trabajar con los ruandeses en un centro de salud que gestionaba un equipo del Instituto Secular Vita et Pax al que pertenezco. Pronto descubrí que las jóvenes enfermeras ruandesas sabían mucho más que yo en todos los campos: medicina tropical, arte de curar con pocos medios, idioma, costumbres y de una manera natural fui aprendiendo de ellas.

Otro factor importante que favoreció mi apertura a trabajar estrechamente con los ruandeses fue que varias de mis compañeras de Instituto, por una serie de circunstancias familiares y personales, tuvieron que venirse a España y esto me obligó a delegar responsabilidades entre los miembros del equipo de trabajo con el fin de poder seguir gestionando el centro de salud, que seguía creciendo, para dar respuesta a nuevas necesidades que la población iba expresando.

Todas estas circunstancias, que en su momento las viví como negativas, más tarde he descubierto que me ayudaron a integrarme más en el país y a colaborar más estrechamente con la población local. Los resultados han sido muy positivos para todos:

  • Se ha creado un centro de salud sólido, pues está construido sobre las verdaderas necesidades que ha ido expresando el pueblo.

  • Los ruandeses han jugado y juegan un papel importante en la organización y en la gestión del centro, porque son ellos los que conocen sus necesidades y los que saben cómo satisfacerlas.

  • Los que aportamos los recursos económicos hemos jugado también un papel importante en la gestión del dinero, no porque somos más inteligentes o más honrados que los africanos, sino porque somos más libres al no tener las presiones familiares y sociales que tienen ellos para desviar el dinero hacia otras necesidades urgentes.

  • Esta experiencia de estrecha colaboración, donde cada uno hemos aportado lo que somos y tenemos, nos ha permitido valorarnos mutuamente y salir todos enriquecidos. La dinámica paternalista nos disminuye siempre y nos deja insatisfechos.

Esta larga experiencia entre los africanos me permite analizar su mundo y el nuestro. En los dos mundos hay cosas buenas y malas y todos nos podemos ofrecer lo mejor que somos y tenemos para enriquecernos mutuamente. Sin lugar a dudas en nuestros países del Norte hay más medios materiales y económicos (a pesar de la crisis que tanto nos inquieta). Los habitantes de los países empobrecidos, para poder sobrevivir, han desarrollado más la fuerza interior que tenemos los seres humanos a la que llamamos VALORES:

    • valores humanos

    • valores psicológicos

    • valores espirituales

Si pudiéramos entender la Cooperación Internacional a gran escala en estos términos, seguramente ya no moriría nadie de hambre en nuestro mundo, pero la Cooperación Internacional va por otros caminos porque lo que es una realidad es que en la actualidad mueren de hambre todos los días 40.000 personas.

Sí, los Organismos Internacionales, que despertaron tanta esperanza hace algunas décadas, hoy tienen mucho que cambiar para resolver los problemas urgentes de la humanidad y para recuperar su credibilidad y su autoridad moral.

El jueves pasado, estuve en un acto organizado por INTERMON en el que nos hablaron del hambre en el momento actual. Todos los que tomaron la palabra eran gentes interesantes y competentes, pero entre ellos había un hombre mayor que nos impresionó a todos. Se trata de José Esquinas, ingeniero agrónomo, hijo y nieto de agricultores manchegos y que tiene una larga carrera en los OI, ha trabajado 30 años en la FAO. Nos decía entre otras muchas cosas: “Los europeos estamos pagando la crisis con parados, pero ellos, los habitantes de los países empobrecidos, la están pagando con muertos. Cada día mueren 40.000 personas como consecuencia del hambre y se gastan 4.000 millones de dólares en armamento. El hambre es un lujo que el mundo no se puede permitir y si no se actúa por generosidad que se haga, al menos, por egoísmo inteligente. La lucha contra el hambre es una necesidad hoy más que nunca y, aunque sea solamente porque la seguridad alimentaria va unida a la seguridad mundial y a la paz en el mundo, es imprescindible terminar con esta lacra de la humanidad. En el fondo, no es un problema de carencia de alimentos, sino de reparto. O acabamos entre todos con el hambre en el mundo o seremos la última generación de este planeta.”

Y posiblemente muchos de vosotros estaréis pensando que esto nos supera, que en realidad, ¿qué podemos hacer para que no mueran de hambre 40.000 personas todos los días y para que no se gasten 4.000 millones de dólares en armamento?. Si además ya ponemos nuestro granito de arena para ayudar a la gente que nos rodea, ¿qué más podemos hacer?

Los discípulos de Jesús seguramente pensaron lo mismo cuando dijeron a Jesús, con mucho sentido común, que despidiera a los 5.000 que le estaban escuchando, para que fueran a comer a las aldeas vecinas. Pero Jesús les sorprendió diciéndoles: dadles vosotros de comer.

Yo ahora sé, por experiencia, que el milagro de la multiplicación de los panes y de los peces, del que nos habla el Evangelio y que tanto nos cuesta entender y más todavía creer, es una realidad cotidiana que permite que la vida sea posible para muchos habitantes de los países empobrecidos.

Cuantas veces le he preguntado a Jesús, como lo hicieron los apóstoles, ¿qué haremos este año con tantos enfermos, con la gente que se muere de hambre, con los que sufren las consecuencias de la guerra, con los enfermos del SIDA…, si no sabemos si tendremos medios para hacer frente a tantos problemas? Y la respuesta se expresa en ese deseo que nace en nosotros de seguir ayudando. Los que estamos aquí ofreciendo nuestra pequeña contribución, los que están allí repartiendo lo que les llega con respeto, cariño y profesionalidad y Dios sigue haciendo el milagro.

También me parece importante tener un recuerdo por los misioneros y misioneras para que no solo den, que también sepan recibir y aprender de la gente sencilla con la que viven y que se vengan satisfechos y agradecidos de haber sido elegidos para vivir con los preferidos de Dios.

Y les digo a estos jóvenes que están escuchando con tanta atención, que si un día Dios los llama a compartir la vida con sus predilectos, que no duden en dar ese paso porque, si van con el corazón abierto, seguro que recibirán mucho más de lo que han dado.

Enseñar a aprender

Por: Flor Pedrero. Vita et Pax. Barcelona.

Final de curso

Final de curso

REFUERZO ESCOLAR PARROQUIA SAN AMBROSIO. Este servicio lo comenzados el tercer trimestre del curso 2008-2009. En las salas de la parroquia de san Ambrosio del Barrio La Paz de Barcelona.

Dado que habían niños/as con necesidad de ayuda escolar y que a los padres les resultaba difícil ayudarles en las tareas escolares, pensé que yo podía ofrecerles este servicio: Primero se lo propuse al párroco porque la idea era hacerlo desde las salas parroquiales, a lo que me respondió favorablemente.

El siguiente paso fue buscar a alguna persona que quisiera colaborar en el proyecto. Más tarde corrimos la voz para ofrecer nuestra disponibilidad. Así formamos pequeños grupos homogéneos, en principio de 1º, 2º, 3º de educación primaria.

Al curso siguiente, y viendo que el resultado fue positivo y, que “Radio Macuto” funcionó bien, fuimos aumentando los grupos y los profesores voluntarios; en este curso 2013/2014 estamos ocho profesores/as, seis vienen los dos días, martes y jueves de 17:15 a 18:15h y dos se turnan entre ellas, una viene el martes y la otra el jueves, apoyando a un solo grupo.

En pleno trabajo

En pleno trabajo

El curso 2013/2014 hemos tenido niños/as de los cursos 1º a 5º de Primaria.

Los voluntarios son de la Comunidad parroquial y de Cáritas diocesana. El ambiente entre todos es muy bueno, de compañerismo, apoyo, solidaridad y personas coherentes en el compromiso.

Cada trimestre nos reunimos para evaluar, compartir inquietudes y logros; al final de curso hacemos la evaluación con alumnos y padres, terminando con una merienda y convivencia.

Nuestros objetivos son:

  • Enseñar a aprender.

  • Que los niños/as vengan contentos porque aprenden y, se sienten acogidos y valorados.

  • Crear ambiente de respeto y confianza con los profes así como con sus compañeros.

Recibo mucho más de lo que doy

 

Por: Dina Martínez. Vita et Pax. Madrid.

Dina

1. COMITÉS DE AFRICA NEGRA – UMOYA

Conocí UMOYA en 1994, cuando pasé unos meses en España por motivo de la guerra de Rwanda. Desde entonces he mantenido relación con este grupo.

Cuando volví de Rwanda en 2007 me puse en contacto con los Comités y quedé incorporada al Comité de Madrid aunque solo participaba en las asambleas anuales pues vivía en Ciudad Real y el trabajo y la distancia me impedían participar en otras actividades. En 2011 cuando me vine a vivir en Madrid comencé a integrarme en otros campos.

Actualmente formo parte del comité de los Grandes Lagos. Somos siete en este grupo y nos ocupamos de estar al corriente de lo que pasa en la región, informar por medio de la página web, dando charlas donde nos solicitan y estamos en contacto con el Parlamento Europeo y con los ruandeses de la diáspora.

Nos hemos interesado mucho por Victoria Ingabire para darla a conocer y pedir su libertad (premio Sajarov, premio Breemense, la campaña de Navidad del año pasado fue para ayudar a pagar los gastos de su defensa…). Otras acciones importantes que hemos realizado el curso pasado:

  • Enviar un informe al Papa sobre la situación que vive la RGL y pidiéndole que les haga una visita.

  • Hicimos un acto en Madrid en colaboración con dos activistas africanos, Ambrose Nzeyimana un rwandés que vive en Londres y BK Kumbi, una congoleña que vive en Suiza: “Morir en los Grandes Lagos” para sensibilizar a la población de lo que se vive en esa región. Ellos, que han hecho este acto en varias ciudades europeas, quedaron muy contentos del interés y la sensibilidad que vieron en la sociedad madrileña. Dijeron que era el sitio donde se recogieron más firmas y donde la gente demostró más interés.

También me ocupo de gestionar las traducciones de francés y otra compañera gestiona las de inglés. Tenemos un convenio con la Universidad de Salamanca, que nos permite enviar textos en francés y en inglés para que los traduzcan los alumnos que están haciendo el último año de estudios. Esto nos permite alimentar nuestra página web con documentos de muchos medios.

Todos los años, al final de curso, viajamos a Salamanca para conocer a los alumnos con los que hemos colaborado durante todo el curso y conseguimos gente que quiere seguir colaborando con nosotras. También constatamos que las traducciones les abre la puerta de un mundo desconocido que a la mayoría parece interesarles. Nos parece muy interesante esta colaboración porque por una parte nos hacen un gran servicio y nosotras les ofrecemos la posibilidad de conocer África y su problemática.

En la última asamblea que hemos tenido en el mes de mayo me han dado otra responsabilidad que todavía no he asimilado, me han nombrado vicepresidenta. Me resistí porque tengo muchas cosas en contra, pero en los comités pasa lo mismo que en nuestros ambientes, que la gente va envejeciendo y son más los que lo dejan que los que se suman.

2. DELEGACION DIOCESANA DE MIGRACIONES

ASTI es una asociación sin ánimo de lucro creada desde la Delegación Diocesana de Migraciones de Madrid en enero de 1985.

Surge en un momento en que apenas hay sensibilidad ante el fenómeno migratorio y en el que no existían organizaciones e instituciones que se ocupen de la defensa de los derechos de los trabajadores inmigrantes que viven y trabajan entre nosotros.

En la Comunidad de Madrid hay 15 CENTROS DE PROMOCIÓN Y ENCUENTRO, en el marco del plan global de la Delegación Diocesana- ASTI, que son puntos de referencia para los emigrantes que llegan a la comunidad de Madrid.

Yo colaboro en el CENTRO DE SAN LORENZO, que está en el barrio de Lavapiés desde que llegué a Madrid, tres cursos. Los dos primeros, di clases de español, dos días por semana y el curso pasado estuve en el servicio de acogida, un día por semana, pues ya comenzaba a colaborar en la parroquia de Campamento.

La experiencia ha sido muy enriquecedora, tanto en el contacto con los emigrantes como con los otros voluntarios y voluntarias. Hay más mujeres que hombres en el voluntariado, en concreto en este centro.

Los emigrantes vienen de muchos países pero los dos últimos años de donde más vienen es de Bangladesh.

También, participé los dos primeros años que estuve en Madrid en una Capellanía de la parroquia de San Juan de Avila. Las capellanías también dependen de ASTI, pero estas ofrecen otro tipo de ayuda más bien de tipo religioso.

En la capellanía colaboré durante dos años, ahora ya no existe por problemas internos.

3. PARROQUIA SAN ALFONSO MARÍA DE LIGORIO

Cuando me fui a vivir a Campamento ya pensé que me gustaría hacer algo en esa parroquia que conozco desde hace varios años, y que siempre me ha parecido un espacio privilegiado.

Isabel y María Luz me preguntaban con frecuencia: ¿No vas a venir a esta actividad? Algunas gentes de la parroquia también me preguntaban, sobre todo el grupo que visita a los enfermos, si no me iba a incorporar al grupo y yo les decía que estaba esperando ver cómo me podía organizar porque ya tenía varias actividades a las que tenía que asistir.

Le preguntaba a Jose (el párroco) donde le parecía que me podía integrar y siempre me decía que espera un poco y que fuera conociendo a la gente y a los grupos. Al final nos reunimos un día y me dijo que le gustaría que me ocupara de la formación del voluntariado. Ya hay una mujer joven, dinámica y muy comprometida que se ocupa de esta tarea pero que tiene muchas obligaciones familiares y no llega a todo, porque en la parroquia hay también muchos grupos.

Parece que hay alrededor de 200 voluntarios, solo en el grupo de comida caliente hay 52 voluntarios que han repartido 29.800 raciones de comida. Y en el Centro de Día, que acoge a 69 personas mayores, todas las tardes de lunes a sábado hay también 54 voluntarios.

Estos son los servicios que yo he conocido más este año. Los he visitado varias veces y voy conociendo a los voluntarios. Los dos grupos son gente de una cierta edad y sencillos, menos abordables para Marcela que para mí. Ella se entiende mejor con los jóvenes que los puede contactar por correo electrónico y que entran en las redes sociales. Yo quiero conocer a todos los grupos porque no se puede formar a alguien que no conoces y que no sabes lo que hace.

¿En qué consiste la formación? Por lo que he visto este año, que hemos tenido dos encuentros con todo el voluntariado, se trata de motivar, hacer que tomen conciencia, no solo de lo que ellos dan sino de lo que reciben haciendo este servicio. También se busca que se conozcan entre ellos, que valoren el trabajo que hacen los diferentes grupos, que estén abiertos a la colaboración y a la acogida…

Este año también organizamos un encuentro, abierto a toda la parroquia, para reflexionar sobre el problema que se vive en las fronteras, el rechazo a los emigrantes…

Creo que este curso tendré que dejar el Centro de San Lorenzo porque me voy metiendo en muchas cosas y no quiero vivir agobiada. No me gusta ver a gente de mi edad ocupándose de tantas cosas que parece que el presente y el futuro del mundo depende de ella y a veces no tiene tiempo ni de saludar y menos de escuchar.

De los comités me surgen muchos imprevistos: charlas, visitas al CIE…, la nueva misión todavía no sé lo que me pedirá. Y pienso que a medida que vaya entrando en la parroquia se me irá complicando más la vida.

Soy feliz haciendo lo que hago y recibo mucho más de lo que doy.

PRESENTACIÓN DE LA MISIÓN

 

… como Abraham

 

Por: Pepa Galarza. Vita et Pax. Ciudad Real.

Pepa GalarzaBuenos días: Voy a contaros un poco de mi destino en Ciudad Real. Como Abraham salí de mi tierra cuando ya tenía setenta y cinco años, y también me fié de Dios. Cuando Victoria me dijo si podía ir a Ciudad Real, le contesté de inmediato: ¿cuándo me voy? La verdad es que el cambio no me costó nada. Donde estoy me encuentro.

Al llegar, todo era nuevo para mí, cambio total de vida. Fui a Manos Unidas para ver si podía colaborar en algo y me acogieron muy bien, tenían Asamblea y me invitaron a participar, me quedé en el grupo de la Delegación. Tenemos reunión los martes por la tarde y en época de campaña lo que haga falta. También se organizan mercadillos para recaudar fondos para los “Proyectos que asume la Diócesis”, exposiciones de cuadros que donan los alumnos de la Escuela del Museo… Para todo esto hay que hacer turnos. Lo que se recauda es para Manos Unidas.

También en la Parroquia de San José Obrero me propuso Secundino, el párroco, que fuese al grupo “Tercer Mundo” como enlace de Manos Unidas. Nos reunimos cada 15 días los miércoles después de la Misa de la tarde. Tenemos todos los años por Navidad mercadillo para ayuda de algún proyecto Africano. En esta Parroquia es la única que se hace la Cena del Hambre en la Ciudad.

Hice los Cursos de Voluntariado de Cáritas y Manos Unidas. El de Manos Unidas fue on-line. Ya veis que primero actué y luego me formé.

También participo en la acogida de Cáritas de la Parroquia de San Pablo dos lunes al mes.

En Siloé encontré trabajo en cuanto me presentaron. Hablar de Siloé aquí es muy conocida la labor, muchas ya lo conocéis por haber pasado por allí y otras de oídas. Es un Centro de ayuda a drogo-dependientes donde voy los martes y viernes por la tarde, oficialmente, aunque algún día me llaman para suplir alguna voluntaria que por alguna causa no puede, o para acompañar algún chico al Hospital,

También he ido a recoger a chicos los lunes por la mañana que salen con permiso de Herrera de la Mancha (la cárcel) o el viernes a llevarlos.

Por Navidad se celebra el 24 la comida con los chicos y voluntarios, el Obispo acude y algún representante de Cáritas, algún trabajador Social y Auxi la Directora, vamos Ascen y yo, a veces también por la noche repetimos.

El fin de año asistimos a la cena de uvas que va acompañada de cantos, baile y zumos, de voluntarias estamos Ascen y yo.

Sábados y domingos, de vez en cuando, vamos al reparto de medicación y Metadona, para esto también cuentan con nosotras.

Tenemos muy buena relación con el equipo de trabajadores. Como veréis cada uno de los trabajos tiene su afán pero siempre prevalece y tiene primacía Siloé. Para mí fue una experiencia gratificante ni yo me lo creía, cuando veía alguien un poco raro por mi acera me cruzaba al otro lado de la calle y ahora son “mis amigos”.

 

 

 

Semana Ignaciana en Guatemala

Por: Maite Menor. Vita et Pax. Guatemala

 

Del 11 al 14 de agosto, se celebró en la Universidad Rafael Landívar la Semana Ignaciana. En ella se realizaron diferentes actividades relacionadas con la espiritualidad ignaciana. Este año, en que se celebran los 200 años de la Restauración de la Compañía, en todo el mundo, hemos tenido jornadas muy interesantes e iluminadoras con respecto a la línea a seguir en las Universidades Jesuitas, desde el compromiso con la justicia en el servicio a la sociedad, para formar expertos en “solidaridad”.

El 14 de agosto, celebramos la misa de clausura, que presidió Dennis Ledder sj, desde la geometría sagrada. Fue una misa muy participativa, sentida y que rompió con lo habitual, con lo de siempre.

Hicimos, en el suelo, unos círculos de colores donde nos ubicamos y sentamos los que participamos en la eucaristía. El altar estaba en medio de los círculos. También dibujamos los cuatro puntos cardinales. Quisimos incluir el movimiento del cuerpo por lo que hicimos pasos hacia adelante y hacia atrás en el señor ten piedad, movimientos meditativos en el gloria en diferentes direcciones, danza en la presentación de ofrendas que entraron por cada uno de los puntos cardinales, y terminamos saliendo todos juntos de la celebración.

Ahora, algunas ideas sobre la geometría sagrada. La geometría sagrada no trata únicamente sobre las figuras geométricas obtenidas a la manera clásica con compás y escuadra, sino también de las relaciones armónicas del cuerpo humano, de la estructura de los animales y las plantas, de las formas de los cristales y de todas las manifestaciones de las formas en el universo.

A través de la geometría sagrada entendemos de una manera sencilla para nuestro cerebro izquierdo, cómo existe una conexión profunda en toda la creación. La geometría sagrada es el lenguaje simbólico de las fuerzas de la creación del universo y nos ayuda a entender mentalmente lo que ya intuitivamente conocemos.

El círculo representa la totalidad. Ha sido empleado como símbolo de la Eternidad y de la Unidad. Como eternidad porque no tiene principio ni fin y siempre retorna al mismo punto. También por esta razón simboliza el Universo, no hay punto donde comience ni punto donde tenga fin, entonces todo lo contiene y no hay nada fuera de él, por ello también es símbolo de la Unidad, especialmente cuando en él se hace presente el centro como símbolo de la primera manifestación.

Algunas fotos de la celebración de esta inolvidable experiencia:

Eucaristía clausura de la Semana Ignaciana 

Inicio de la eucaristía

Inicio de la Eucaristía

 

Escucha de la Palabra

Escucha de la Pañabra

Ofertorio

Ofertorio

Padrenuestro

Padrenuestro

No nos vamos solos, salimos de la celebración todos juntos  y juntas.

No nos vamos solos

 

 

 

 

 

 

La mujer creyente

Por: Lola Gaudisa. Vita et Pax. Valencia

Pertenezco al Instituto Secular Vita et Pax in Christo Jesu. Los Institutos Seculares vivimos nuestra consagración secular siguiendo los consejos evangélicos. Estamos en el mundo como lugar propio de nuestra responsabilidad cristiana, comprometidas con los valores seculares.

Nuestro apostolado es de penetración y dispersión, trabajando en diversos campos, oficios o profesiones seculares. En mi caso en el campo de la sanidad.

He trabajado como enfermera: en un dispensario para gentes sin recursos de un barrio de Pamplona; en el Colegio Mayor S. Pablo CEU en Madrid; en la Escuela de Enfermeras de la Facultad de Medicina de Valencia, en calidad de Directora de la misma; en el Hospital General Universitario, dependiente de la Diputación de Valencia en la Dirección de Enfermería; los últimos años como enfermera, trabajé en la UDCA del mismo Hospital General.

Lola Gaudisa

Lola Gaudisa

Desde el año 1976, he vivido con mis padres, delicados de salud. Simultaneaba el trabajo profesional con el cuidado de mis padres y la colaboración en la Parroquia.

Después de la muerte de mi madre, acaecida en Chiva (Valencia) en el año 2005, quedé totalmente dedicada al Instituto. En la actualidad, junto con otras compañeras, cuidamos de nuestras mayores y enfermas.

Vivo la profesión de enfermera desde mi condición de consagrada, tratando de hacer visible y creíble nuestro carisma: “VIVIR de la VIDA de Jesucristo, irradiarla y convertirme en artífice de PAZ”.

 ……………

Lola murió inesperadamente el jueves, 19 de diciembre 2013, en Valencia. La monición de entrada de la Eucaristía que se celebró por ella en la parroquia San Esteban (Valencia) el 27 de diciembre 2013 la define muy bien:

“El Señor nos convoca a celebrar la vida de Lolín Gaudisa. Una vez más somos acogidos por la mujer que no dudó en comunicar y anunciar lo que había visto y oído, lo que tocaron sus manos, pues supo ver y dejarse interpelar por la Palabra encarnada en la debilidad, y en ella se entregó cuidando a los demás a lo largo de su vida, tanto en el ejercicio de su profesión, como en los fecundos años de jubilación.

Somos acogidas por la mujer creyente en la Palabra de la vida que se hace visible en lo cotidiano, en la profesión, en lo vulnerable, en el encuentro.

Nos acoge la mujer que nos dio testimonio de entrega generosa, que no ahorró vida, que disfrutaba y celebraba cada momento, que sabía reaccionar ante la adversidad, que trataba de ver y leer la vida desde Dios. Quien acompañó a morir a pacientes, familia y compañeras, la que sostenía la vida de las demás hasta el último hálito y las acompañaba a morir muriendo, hoy nos acompaña a vivir viviendo en plenitud.

Sintiéndonos acogidas por el Señor Jesús, de quien Lola aprendió a acompañar y consolar, vamos a celebrar esta Eucaristía en plena Navidad.

Damos gracias por Lola, la hermana, la tía, la compañera, la amiga que vio y creyó”.

Actividad que desarrollo en Guatemala

Por: Maite Menor. Vita et Pax. Guatemala

Maite Menor

Actualmente, trabajo en la Universidad Rafael Landívar Campus Central de Guatemala capital. Los servicios que presto son:

A.      En el Departamento de Pastoral Universitaria diseño, junto con el equipo, y realizo actividades en la dimensión espiritual para los estudiantes de la universidad:

  1. Soy tutora de 12 becados Loyola que les acompaño durante toda su carrera en la Universidad en su desarrollo integral para ser agentes de cambio en Guatemala. El programa de Becados Loyola, es un programa de becas a estudiantes de colegios católicos, que tienen cualidades de liderazgo. El objetivo es formar a estos líderes en potencia, para que sean agentes de cambio, como futuros profesionales, en la sociedad guatemalteca, de forma que vayan transformando la sociedad para que sea más justa, equitativa y solidaria, trabajando por la dignidad de las personas. La URL (Universidad Rafael Landívar) tiene un 30% de becados entre todos los tipos de becas existentes. Desde el Campus central, se financian a las otras sedes para dar acceso a estudios a jóvenes con menos recursos. El rector suele decir, que quiere que la URL sea la primera Universidad para el país, no la primera Universidad del país. Desde el Departamento de Pastoral, realizamos actividades con ellos para transmitirles la espiritualidad ignaciana y la pertenencia a esta casa de estudios. Las actividades son:
    • Talleres de Discernimiento Ignaciano 3º año de carrera
    • Ejercicios Espirituales para universitarios 3º año de carrera
    • Proyecto de vida para los de 5º año de carrera
    • Actividades sobre los valores de la URL, para los estudiantes de primer ingreso.
  2. Desde la Pastoral, realizamos la preparación a la Confirmación para universitarios de todas las universidades de Guatemala. Son bastantes los que no la han hecho en su momento, y como después se sienten desfasados por las edades en los grupos parroquiales, procuramos abrir el espacio para que puedan recibir una formación más acorde a su edad y capacidad de pensamiento.
  3. Soy la encargada de tabular, sistematizar y realizar los informes de las evaluaciones de las actividades anteriormente señaladas. Realizamos evaluación de cada actividad para saber cómo han vivido la experiencia, de qué les ha servido y en qué podemos mejorarlas. Posteriormente hay que presentar el informe de la actividad a la dirección del departamento.
  4. Mantener actualizada la base de datos de todas las personas que participan en nuestras actividades. Llevamos registros de todas las personas que participan en nuestras actividades, ya que necesitamos esos insumos para poder realizar los informes que nos piden desde Rectoría, hay que justificar con informes para poder solicitar presupuesto que permita realizar las actividades.
  5. Preparo las celebraciones litúrgicas oficiales e institucionales que se realizan en la Universidad. Elección de las lecturas, realización de las moniciones, oraciones, y todo lo que conlleva la preparación de la liturgia.
  6. Generamos experiencias para llevar a los alumnos a áreas marginales, tanto de la capital como del interior del país para que descubran la realidad de Guatemala y se impliquen en su transformación.
    • Participación en la celebración de los Mártires de la UCA en el Salvador
    • Llevarlos a la Parroquia donde está de párroco Pedro Jaramillo para que conozcan la realidad marginal de esas gentes
    • Llevarlos a la escuela de nuestra compañera Cata en Santa Lucía la Reforma para compartir con los niños y padres, llevando útiles escolares y realizando actividades con ellos. Esta experiencia les llega mucho a los estudiantes ya que conocen una realidad del país, para muchos desconocida hasta entonces.
  7. Soy parte del equipo que realiza, desde la Universidad, los Talleres de Crecimiento Humano para administrativos, catedráticos, alumnos y personas externas a la Universidad. Mediante ellos, se trata de acompañar a las personas para que rehagan y recreen sus vidas nuevamente, ya que hay muchas experiencias en su historia que les han roto las “alas”.
  8. Al interior de la Universidad doy talleres de Asertividad y Autoestima a los departamentos que lo solicitan. También sobre liderazgo y trabajo en equipo.
  9. Realizo talleres en las otras Sedes de la Universidad, a lo largo del país, cuando me solicitan talleres en diferentes temáticas como Liderazgo y Gestión del Aprendizaje para catedráticos, etc.
  10. Doy acompañamiento psicológico al personal de la Universidad así como a personas externas que lo solicitan. Esta es una parte importante de mi trabajo pues son muchas las personas que buscan apoyo y orientación.

B.      Labor de Docencia

  • Doy clases de Bioética a los alumnos de tercero y cuarto de medicina. Mediante este aspecto, trato de crearles conciencia ética, no solo para su vida profesional como futuros médicos, sino que sean, también, personas éticas en su vida personal.
  • Doy clases de Pedagogía Ignaciana de la Realización Personal a los alumnos de primero de Medicina. Mediante estas clases, se les invita al conocimiento personal, se les aproxima a la figura de Ignacio de Loyola, a su espiritualidad, a los valores de la Universidad y a que vayan formándose para ser personas “decentes”, con capacidad para transformar sus ambientes.

C.      Actualización para docentes

La universidad ofrece una actualización constante para los docentes en diferentes campos, sobre todo en el área de la tecnología y la aplicación de recursos para el aprendizaje:

  • Diplomado de Tutores en línea, para utilizar las redes sociales como recursos de aprendizaje (contar la experiencia en Facebook de bioética)
  • Capacitación en programación y evaluación por competencias
  • Aprendizaje de Prezi
  • La utilización de videos para el aprendizaje
  • Google drive

D.     Coro Polifónico: Formo parte del Coro Polifónico de la Universidad, en el que a través del canto coral transmitimos los deseos de paz para Guatemala. Realizamos presentaciones en la capital y al interior del país.

E.      Núcleo Mujeres y Teología de Guatemala

Pertenezco al Núcleo Mujeres y Teología de Guatemala, es un grupo de teología feminista. Además de la reflexión teológica, realizamos talleres formativos para grupos de mujeres de zonas marginales, tanto en la capital como en el interior del país.

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR