Reseña de la historia grupo Vida y Paz en Brasil

Por Maialen Villanueva. Vita et Pax. Brasil

Desde Brasil os informamos de los pasos que vamos dando para dar a conocer el proyecto de compartir nuestro carisma. En agosto ya informamos sobre todo el trabajo que vamos realizando, lo primero fue la traducción al portugués del folleto: Compartir Carisma y Misión con la colaboración de algunas personas. Nos reuníamos cada 15 días un grupo formado por un matrimonio, dos jóvenes y una señora.

 Después formamos un grupo de 5 personas; un matrimonio y 4 mujeres solteras. En Adviento hicimos un retiro en el que participaron otras personas que no eran del grupo, aprovechamos el retiro que envió M. Carmen: “Oyentes de la Palabra”. Fue muy provechoso. Con este grupo nos reunimos una vez por mes,  parte de la tarde. Muy bien la experiencia.

Actualmente, el día 31 de Marzo hicimos el retiro de Cuaresma… También el de M. Carmen: “Señor dame tu Mirada”. Fue muy bueno. Cambia la concepción de lo que supone Mirar y Ver… La diferencia es desde dónde miramos… cómo miramos… etc.
El retiro se desarrolló así:
Iniciamos con una oración y la reflexión de un Salmo. Compartimos el eco del mismo.
Presentación del retiro, cada persona recibe el contenido de mismo. Tuvimos hora y media para reflexionar. Compartimos lo que había supuesto. Las participantes expresaron la alegría de haber recibido la invitación.

Ambos retiros fueron por la mañana. Ya que aquí las distancias son muy grandes… Después del retiro presentamos el folleto “Compartir Carisma y Misión”. Lectura personal y participación…Expresión de sentimientos. Se comprometieron a hablar y comunicar con otras personas que están buscando esto que nosotras estamos ofreciendo.

Hicimos un programa para varios meses.

Una gran dificultad son las distancias, para venir a donde nosotras vivimos son necesarias de 2 a 3 horas de coche por eso el horario mejor es de nueve de la mañana a 13 ó 14 horas…

Con mucho sacrificio, pero contentas.
Alegría de haber recibido la invitación.

Tejiendo sueños para el futuro

Por: Adela Martí Mateo. Vita et Pax. Bahía (Brasil)

El estado de la Bahía (Brasil) tiene una población de más de 50 millones de habitantes y una extensión mayor que toda España. Desde hace 4 años estoy colaborando en un proyecto de formación profesional para jóvenes y adultos de ambos sexos en una región del nordeste en una zona semi-árida (a 500 km. de Salvador).

Este mismo proyecto ya estaba funcionando desde hace 15 años en Cotia (San Paulo) siendo los usuarios en su mayoría Bahianos. El problema que vi­mos, es que los jóvenes emigraban a las grandes ciudades en busca de trabajo pero al carecer de medios y formación, no era fácil encontrar trabajo, por lo que muchos de ellos terminaban robando, en la droga o la prostitución, obli­gados a morar hacinados en los grandes núcleos de favelas donde se convive con los más marginados del país.

Esta realidad fue la que nos impulsó a venir a Bahía para trabajar desde aquí y así soñar con que muchos de esos jóvenes se formen y descubran que estando preparados pueden ganarse la vida sanamente sin necesidad de salir de su tierra.

Una vez terminadas las obras de construcción del centro en junio de 2009 pusimos en marcha varios proyectos. Uno es el “PRO-JOVE”, dirigido a jó­venes de 15 a18 años, donde se intenta dar una formación complementaria a la escuela primaria enfocada a formarles profesionalmente por medio de ta­lleres y cursos específicos: informática, educación para la ciudadanía, economía solidaria… cultivar la tierra, manualidades…
Con las botellas de plástico están construyendo el muro alrededor de todo el centro y contenedores para la recogida selectiva de basura… Lo interesante de estas actividades es que ellos las están repitiendo en sus comunidades lo que ayuda en la educación y cuidado del medio ambiente de la región.

También aprenden música, tienen actividades deportivas, y cursos puntua­les de artesanía de productos autóctonos: hojas del coquero, millo, bananas, simientes, etc. con los que realizan artículos de decoración (flores, animales, etc.). Y todo esto para poder venderlos próximamente en un centro de artesanía que se está construyendo para ese fin.

Otro de los proyectos que ya está funcionando, es una cooperativa de co­lecta selectiva donde 20 familias que antes vivían en la basura ahora con más higiene y seguridad “trabajan y viven de la basura”.

Durante el año, programamos tres cursos intensivos para adultos de albañi­lería, carpintería, fontanería y electricidad; se realizan de viernes a domingos, duran 3 meses y reciben certificado oficial.

En este centro estamos dos miembros del instituto secular Vita et Pax: Mercedes Marín, asistente social de la Rioja y yo, una enfermera valenciana.

Mi trabajo principal en el Centro son las compras y la organización junto con mi compañera y como soy enfermera, tanto a los jóvenes como en va­rias comunidades donde viven las familias de los alumnos, imparto más que formación “información” de temas sobre salud comunitaria: primeros auxilios, sexualidad, enfermedades de transmisión sexual, alimentación, higiene, medio ambiente… etc.

Construyendo ciudadanía y preparando para la inclusión laboral

Proyecto a realizar en 2012 – Jardim Sào carlos de Cidade Ademar – Favela de Sào Paulo – Brasil

Situación Geográfica

El Proyecto “Construyendo Ciudadanía e Inclusión Laboral” se desarollará  en el  barrio Jardim Sào Carlos, Distrito de Cidade Ademar, Sào Paulo. Limita con los distritos de Jabaquara, Santo Amaro, Pedreira y Campo Grande.

Cidade Ademar Distrito de Sào Paulo

Rua José Santana Teixeira, 205 - Jardim São Carlos

Contexto social en la zona

La región  de la Cidade Ademartiene un área de 30.43 – Km2 y una densidad de población  de mas de 12.000 habitantes por Km2. De acuerdo con el Catastro de la favelas del SEHAB, Cidade Ademar vive una de las tasas mas fuertes de marginalización económica y social:  parte de los habitantes vive en 198 favelas, que corresponde, más o menos, a cerca de 10% de las  2.018 viviendas del Município de Sào Paulo. De los 370.000 habitantes de la región, 77.500  residen en las favelas.  Los cálculos actualizados enla Subprefectura de Cidade Ademar ya elevan el número total de moradores a 400.000.

El Proyecto “Construyendo Ciudadania” se desarollará  en el  Barrio Jardim Sào Carlos en el  Distrito de Cidade Ademar, São Paulo. Limita con los distritos de Jabaquara, Santo Amaro, Pedreira y Campo Grande.

Cidade Ademar tiene un área de 30.43 – Km2 y una densidad de población  de mas de 12.000 habitantes por Km2. De acuerdo con el Catastro de la favelas del SEHAB, Cidade Ademar vive una de las tasas mas fuertes de marginalización económica y social:  parte de los habitantes vive en 198 favelas, que corresponde, más o menos, a cerca de 10% de las  2.018 viviendas del Município de São Paulo. De los 370.000 habitantes de la región, 77.500  residen en las favelas.  Los cálculos actualizados enla Subprefectura de Cidade Ademar ya elevan el número total de moradores a 400.000.

Las famílias atendidas en el  barrio Jardim Sào Carlos son de baja renta. La renta media de los habitantes de Cidade Ademar es de poco mas de R$ 600,00. La mitad de la  media del municipio  -42,7% de la populación-  tiene hasta cinco años de estudios.  Los  homicidios son la segunda mayor causa de muerte. La criminalidad y el consumo de drogas son prácticas habituales,  en una población con poca o ninguna expectativa de futuro.  De acuerdo con los archivos de la Secretaria de Assistência Social, la “Favela del Jardim Sào Carlos” tiene un índice de vulnerabilidad social (IPVS) igual a 6 (el peor índice).

Por tanto, y debido a la gran demanda de las actividades que ofrece el COVEP, es muy importante dar continuidad a los cursos y propuestas de la formación profesional y ciudadana, que suponen una esperanza de futuro para este barrio.

La renta media de los habitantes de Cidade Ademar es de poco mas de R$ 600,00. La mitad de la  media del municipio  -42,7% de la populación-  tiene hasta cinco años de estudios.  Los  homicidios son la segunda mayor causa de muerte. En 2003 hubo 214 homicidios, más que la media general de la ciudad. La criminalidad y el consumo de drogas son prácticas habituales,  en una población con poca o ninguna expectativa de futuro.

Las famílias atendidas en el  barrio Jardim Sào Carlos son de baja renta. De acuerdo con los archivos dela Secretariade Assistência” tiene un indice de vulnerabilidad social (IPVS) igual a 6 (peor índice).

El centro de Orientación Vocacional e Profissional (COVEP)

Dependiente de las “Obras Sociales Santa Rita de Cassia” (Organización de la Parroquia Católica de la Zona) y en colaboración con el Instituto Vita et Pax, que vive y trabaja en el lugar desde 1975, el COVEP ofrece cursos de formación no reglada, que responden a las necesidades que se van detectando en  la población. Se dirigen principalmente a adolescentes y  jóvenes de ambos sexos y a mujeres adultas. Muchas mujeres del Barrio son cabezas de familia, con varios hijos a su cargo,  porque sus parejas les han abandonado.

El Proyecto dará continuidad al que se está desarrollando en el curso 2011, financiado por el Ayuntamiento de Fustiñana (Navarra) y “Amigos de Vita et Pax”.   Es muy importante dar continuidad a los cursos y propuestas de la formación profesional y ciudadana, que suponen una esperanza de futuro para este barrio.

El  COVEP  y sus alumnos

El COVEP y sus alumnos

Actividades a desarrollar

El curso se dirige a Jóvenes y Adolescentes, chicas y chicos. Ofrecerá dos tipos de actividades:

  1. Clases de Informática, para facilitar el acceso de los alumnos al mercado de trabajo y mejorar su autoestima.
  2. Cursos de Ciudadanía. Se trabajan valores como ética, justicia, respeto, dignidad, derechos y deberes… tratando de disminuir acciones de violencia y promover la participación activa en la vida social.   Se tiene en cuenta también el rescate y la valoración de sus raíces –la mayoría son inmigrantes de los Estados del interior- a través de actividades de la cultura popular, música, danza, etc.

Presupuesto para 2012

Función a desempeñar

Horas semana

Tipo de Contrato

Salario mensual y Seguros

TOTAL ANUAL R$

1 Profesor de Informática

8

Para el año

464,35  R$

5572,20 R$

1 Educador de Ciudadanía y Medio Ambiente

8

Para el año

464,35 R$

5572,20 R$

TOTAL EN REALES (R$)

 

 

928,70 R$

11.144,40 R$

TOTAL EN EUROS

 

 

422,15

5.066,00

Financiación: “Amigos de Vita Et Pax” aportarán el 20% del total

Clase de Informática en el COVEP - Jardim Sào Carlos - Brasil

Educación para la Ciudadanía - COVEP - Jardim Sào Carlos - Brasil

Educar para celebrar la vida y la tierra

Por: Leonardo Boff

Dada la crisis generalizada que vivimos actualmente, todas las educaciones deben incluir el cuidado de todo lo que existe y vive. Sin el cuidado, no garantizaremos una sostenibilidad que permita al planeta mantener su vitalidad, los ecosistemas, su equilibrio, y nuestra civilización, su futuro. Nos educan para el pensamiento crítico y creativo, para tener una profesión y un buen nivel de vida, pero nos olvidamos de educar en la responsabilidad y en el cuidado del futuro común de la Tierra y de la Humanidad. Una educación que no incluya el cuidado demuestra ser alienada e irresponsable. Los analistas más serios de la huella ecológica de la Tierra nos advierten que, si no cuidamos, podemos conocer catástrofes peores que las vividas este año de 2011 en Brasil y en Japón. Para mantenerse, la Tierra podrá, tal vez, tener que reducir su biosfera, eliminando especies y millones de seres humanos.

Entre tantas excelencias propias del concepto de cuidado, quiero hacer hincapié en dos que interesan a la nueva educación: la integración del globo terrestre en nuestro imaginario cotidiano y el encantamiento por el misterio de la existencia. Cuando contemplamos el planeta Tierra desde el espacio exterior, surge en nosotros un sentimiento de reverencia al ver nuestra única Casa Común. Somos inseparables de la Tierra, formamos un todo con ella. Sentimos que debemos amarla y cuidarla para que nos pueda ofrecer todo lo que necesitamos para seguir viviendo.

La segunda excelencia del cuidado como actitud ética y forma de amor es el encantamiento que surge en nosotros por la aparición más espectacular y bella que jamás ha existido en el mundo, que es el milagro de la existencia de cada persona humana individual. Los sistemas, las instituciones, las ciencias, las técnicas y las escuelas no tienen lo que cada persona humana posee: conciencia, amorosidad, cuidado, creatividad, solidaridad, compasión y sentimiento de pertenencia a un Todo mayor que nos sustenta y anima, realidades que constituyen nuestra Profundidad.

Seguramente no somos el centro del universo. Pero somos los seres portadores de conciencia y de inteligencia, por los cuales el universo se piensa, se conciencia y se ve a sí mismo en su espléndida complejidad y belleza. Somos el universo y la Tierra que ha llegado a sentir, a pensar, a amar y a venerar. Esta es nuestra dignidad que debe ser interiorizada y que debe ser imbuida a cada persona de la nueva era planetaria.

Tenemos que sentirnos orgullosos de poder desempeñar esta misión para la Tierra y para todo el universo. Solamente cumplimos con esta misión si cuidamos de nosotros mismos, de los otros y de cada ser que habita aquí.

Tal vez pocos han expresado mejor estos nobles sentimientos que el eximio músico y también poeta Pau Casals. En un discurso en la ONU en los años 80 del siglo pasado, se dirigía a la Asamblea General pensando en los niños como el futuro de la nueva humanidad. Su mensaje vale también para nosotros, los adultos. Decía:

El niño tiene que saber que él mismo es un milagro, que desde el principio del mundo, jamás ha habido otro niño igual y que en todo el futuro, jamás aparecerá otro niño igual a él. Cada niño es único, desde el principio hasta el fin de los tiempos. Así el niño asume una responsabilidad al confesar: es verdad soy un milagro. Soy un milagro igual que el árbol es un milagro. Y siendo un milagro ¿podría hacer el mal? No, pues soy un milagro. Puedo decir Dios o Naturaleza, o Dios-naturaleza. Poco importa. Lo que importa es que soy un milagro hecho por Dios y hecho por la naturaleza. ¿Podría yo matar a alguien? No. No puedo. ¿Y otro ser humano, que también es un milagro como yo, podría matarme a mí? Creo que lo que estoy diciendo a los niños, puede ayudar a hacer surgir otro modo de pensar el mundo y la vida. El mundo de hoy es malo; sí, es un mundo malo. El mundo es malo porque no hablamos a los niños así como yo les estoy hablando ahora y de la manera que necesitan que les hablemos. Entonces el mundo no tendrá más razones para ser malo.

Aquí se revela gran realismo: cada realidad, especialmente la humana, es única y preciosa, pero al mismo tiempo vivimos en un mundo conflictivo, contradictorio y con aspectos aterradores. Así y todo, hay que confiar en la fuerza de la semilla. Ella está llena de vida. Cada niño que nace es una semilla de un mundo que puede ser mejor. Por eso, vale la pena tener esperanza. Un paciente de un hospital psiquiátrico que visité, pirograbó en una tablilla que después me regaló: «Siempre que nace un niño es señal de que Dios todavía cree en el ser humano». No es necesario decir más, pues en estas palabras se encierra todo el sentido de nuestra esperanza frente a los males y las tragedias de este mundo.

Formación para la Ciudadanía y Preparación en Informática para Adolescentes y Jóvenes en Favela Cidade Ademar

Subvencionado por Ayuntamiento de Fustiñana y Amigos de “Vita et Pax”

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies