XVIII Jornadas de Profesionales Sanitarios Cristianos (PROSAC)

Por: Carmen Alvarez.  Vita et Pax.  Valencia.

XVIII Jornadas de PROSACCon el título global “Samaritanos para tiempo de crisis”, se celebraron en Palencia los días 19, 20 y 21 de abril las XVIII Jornadas Nacionales de Profesionales Sanitarios Cristianos. Este encuentro reunió a personas y grupos profesionales de muchas diócesis de España y tuvo como sede el Centro Cultural de la Diputación de Palencia. Acudieron también bastantes delegados/as diocesanos de Pastoral de Salud.

De Vita et Pax participamos: Hortensia Murillo desde Zaragoza, Ana Roca de Barcelona, Mª Ángeles Sanabria de Ceinos de Campos (Valladolid) y Carmen Álvarez de Valencia; enfermeras, matrona y médico, respectivamente.

En el acto de apertura, junto a nuestros propios representantes, ocuparon la presidencia: un representante de la Junta de Castilla y León, el Concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Palencia y el Diputado de Servicios Sociales de la Diputación.

El programa de gran interés y con ponentes muy cualificados, fue en síntesis éste:

– “La crisis y los caídos en el camino”. Luis González-Carvajal, sacerdote, y profesor de Teología Moral.

– “Jesús, el Buen Samaritano”.  Marta López Alonso, enfermera, doctora en Teología y Profesora de Bioética.

– “Hacerse prójimo con el que sufre”.  Mons. José Luis Redrado, Hno. de San Juan de Dios y Obispo Secretario emérito del Pontificio Consejo de Agentes de Pastoral de Salud.

Todas las ponencias fueron seguidas de diálogo muy animado.

[Leer más…]

Testimonio de Carmen Benito

Por: Carmen Benito Vita et Pax – Valencia

Desde Valencia, mi actual destino, después de muchos años viviendo en el extranjero, voy a explicar en qué empleo mi tiempo, mis horas de voluntariado, en esta etapa de la vida que Dolores Aleixandre define como “… etapa diferente de las anteriores en las que, junto a evidentes pérdidas, se nos presentan nuevas oportunidades”. Y, continúa, “cómo debemos disponernos a afrontarla con radical confianza: algo así como si le firmásemos a Dios un cheque en blanco en el que expresamos que, sea como sea ese tiempo, estamos seguros de su presencia y su compañía”. 

También me parece muy importante vivir con el convencimiento de que la entrega en el servicio debe ser para una persona consagrada lo que ocupe y mueva sus proyectos de seguir trabajando por el Reino, porque la misión es de siempre y para siempre.

En la fundación Ceimigra, en Valencia, imparto clases de español tres mañanas a la semana, de octubre a junio. Ceimigra es un centro de estudios para la integración social y formación de inmigrantes. Los grupos de estudiantes siempre están compuestos por alumnos de diversas nacionalidades de Europa, Asia y África, que reciben una enseñanza gradual y utilizan un material totalmente gratuitos; cada curso se prolonga durante tres meses y los alumnos que han asistido con regularidad y aprovechamiento, reciben un Certificado académico.

Para mí, en esta etapa de mi vida de jubilada, el poder continuar en lo que ha sido mi profesión, es sumamente gratificante. Nuestros alumnos, que hoy constituyen un grupo social necesitado y, en casos, hasta marginado, son un enriquecimiento para mí con sus vidas y sus experiencias. Yo les ayudo en algo vital para ellos, como es aprender el idioma español, y ellos me aportan otros valores; en las clases no sólo se trasmiten e intercambian conocimientos sino que se comparten vivencias y experiencias de mundos y realidades tan distintos. Lo más importante es la acogida hacia ellos y entre ellos, el trato y el respeto.

Además de las clases, dedico un día a la semana a ayudar en el Cottolengo del Padre Alegre de Valencia. Otra experiencia, muy diversa a la anterior, que me hace contactar con otro mundo, el del dolor y la impotencia, de la enfermedad y la deficiencia.

Puedo decir también que, cada día, al despertar por la mañana, agradezco al Señor la nueva oportunidad de poder vivir el don de ser testigo de su Vida y de su Paz.

Carmen Benito

Carmen falleció en enero de 2011, como homenaje publicamos el testimonio que nos compartió en el año 2010.

XIV Congreso Nacional de Matronas

La Asociación Nacional de Matronas, celebró su XIV Congreso Nacional en Madrid, en la Sede del Ilustre Colegio Oficial de Médicos los días 26 al 28 de mayo pasado, con el lema: “Excelencia: cuestión de equilibrio”. El histórico Anfiteatro se llenó pues hubo más de 400 participantes y entre ellos mucha gente joven, entre otras razones porque la asistencia daba derecho a créditos.

Carmen Alvarez Ricart, miembro de Vita et Pax, Doctora en Medicina, fue invitada a pronunciar la conferencia inaugural que tuvo como título: “Pinceladas en torno a la matrona, a la madre y al hijo.  Antes y ahora; aquí y más allá”. [Leer más…]

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies