Una historia de amor

Por: Secretariados de Espiritualidad y Formación de Vita et Pax.

Logo año de la Vida ConsagradaTú, sígueme” es la palabra que determina nuestra vida consagrada. Un “tú, sígueme” pronunciado por Jesús y escuchado de forma misteriosa a veces; clara, muy clara, otras; secundada con sorpresa, a veces; y siempre con gratitud por parte de quien hace este seguimiento. Es una llamada de amor para el amor; una historia que comienza con una palabra de intimidad, de encuentro, y que se traduce en gesto, gestos de amor. ¿No comienza toda historia de amor entre dos personas con una palabra?: “Te quiero”.

Así es la historia de Dios con la humanidad. Dios puso en marcha la creación con una palabra: “Hágase”; y se hizo la vida. Del mismo modo la historia de María: “El Espíritu Santo vendrá sobre ti…”. Y dijo María: “Hágase”. Y así la historia de los discípulos y discípulas que al escuchar a Jesús “sígueme”, dijeron con su vida: “Hágase”.

La vida consagrada no es un estatus, ni leyes que hay que obedecer, ni un seguro de vida, ni una serie de verdades que hay que aceptar y creer… La vida consagrada es una llamada personal a una historia, una historia de amor que comienza con esa palabra escuchada a veces en medio de otros ruidos y palabras, y que siempre se traducirá en vida: “Tú, sígueme”.

Una historia en la que la iniciativa es de Él, porque lo que quiere es expandir su amor, ofrecerse como Palabra viva, como camino, verdad y vida. Y, por consiguiente, una historia en la que solo nos queda escuchar la invitación, acogerla y agradecerla. Y la forma de agradecer es seguirlo, ir con Él, amar lo que Él ama, rechazar lo que Él rechaza, aceptar la dirección que Él toma en la vida, servir a los que Él sirve, mirar todo, (la vida, la muerte, la persona, la relación la salud, la enfermedad, el trabajo…, todo, todo), en la forma en que Él mira.

La vida consagrada es una llamada desde el amor y para el amor.

Si quieres ir descubriendo lo que Dios espera de ti, te ofrecemos acompañamiento vocacional a través de nuestro Secretariado de Espiritualidad. Puedes ponerte en contacto con:

M. Carmen Martín Gavillero. Teléfono 678 89 88 38.

M. Jesús Antón Latorre. Teléfono 660 76 91 28.

Dirección de correo:vidapaz@vitaetpax.org

 

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies