De puertas a dentro. Salome arricibita

De puertas a dentro. Salome arricibita

De puertas a dentro

 

Ahora que vivimos de puertas adentro
los árboles estallan desde su silencio
con toda la belleza que siempre tuvieron
y que ahora se atreven a mostrar sin miedo

Ahora que vivimos de puertas adentro,
nos sorprenden las cosas que echamos de menos,
se pone en su sitio lo que poseemos
porque se hace grande todo lo pequeño

Y PIDO A DIOS MUY FUERTE QUE NO NOS OLVIDEMOS
QUE CUANDO SALGAMOS, NO NOS IGNOREMOS
QUE HABLEN LOS ABRAZOS, QUE AHORA NOS DEBEMOS,
DE LO QUE APRENDIMOS “DE PUERTAS ADENTRO”

Ahora que vivimos de puertas adentro
somos más vecinos y hasta más “viajeros”
somos solidarios, somos más sinceros,
nos reivindicamos y hasta nos queremos

Ahora que vivimos de puertas adentro,
luchando con un Goliat que no vemos,
abrimos bien los ojos y al fin entendemos,
que, a todos igual, nos va la vida en ello

Y PIDO A DIOS MUY FUERTE QUE NO NOS OLVIDEMOS
QUE CUANDO SALGAMOS, NO NOS IGNOREMOS
QUE HABLEN LOS ABRAZOS, QUE AHORA NOS DEBEMOS,
DE LO QUE APRENDIMOS “DE PUERTAS ADENTRO”

Queremos tocarnos, y ahora no podemos
no se puede huir de lo que no vemos
y nos arriesgamos en este “desierto”
a mirarnos dentro y hasta a conocernos

Y PIDO A DIOS MUY FUERTE QUE NO NOS OLVIDEMOS
QUE CUANDO SALGAMOS, NO NOS IGNOREMOS
QUE HABLEN LOS ABRAZOS, QUE AHORA NOS DEBEMOS,
DE LO QUE APRENDIMOS “DE PUERTAS ADENTRO”
DE LO QUE APRENDIMOS…”DE PUERTAS ADENTRO”

 

Salomé Arricibita

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »