Irradiadoras de Vida y artífices de Paz en el hoy de la historia

Irradiadoras de Vida y artífices de Paz en el hoy de la historia

 

Por: Secretariados de Espiritualidad y Formación. Vita et Pax.

LXII Convivencia

LXII Convivencia

Del 4 al 17 de agosto 2014 hemos celebrado en El Escorial (Madrid) nuestra LXII Convivencia anual. Ha sido un tiempo precioso para descansar, rezar, compartir, ponernos al día a través de la formación permanente… Hemos dejado caldear nuestro corazón para que, en el próximo curso, la acogida y el encuentro puedan darse con la mejor calidad. Este año, el lema ha sido “Irradiadoras de Vida y artífices de Paz en el hoy de la historia”, tomado del primer objetivo de nuestra VIII Asamblea.

M. Victoria

M. Victoria

La Convivencia dio inicio con la acogida de M. Victoria Cañas, Directora General, y sus palabras: Bienvenidas todas, las de lejos y las de cerca, a esta nuestra 62 convivencia que de nuevo nos reúne en este espacio tan conocido y familiar para nosotras. Nuestro pensamiento vuela también a aquellas que por circunstancias físicas, de edad, familiares o de misión no pueden participar este año junto a nosotras.

Un recuerdo especial a las que este año nos dejaron y ya gozan de la vida plena junto al

Celebrando la Vida

Celebrando la Vida

Padre: a Gloria que se fue apagando entre sonrisas y agradecimientos, a Rosario que se fue serenamente, bien consciente de su proceso, a Lolin que tan gran sorpresa nos dio, cuidadora sin dar tiempo a que la cuidaran, y por último a Salomé que hace un mes nos dejaba con la misma discreción con la que había vivido.

Año de Acción de Gracias por las que celebran bodas de oro y plata de su Oblación, Maisefa, Carmen Ponga, MªJesús Pascual, Patricia, Marita y Catarina. Por las que con entusiasmo y juventud presentaron su primera oblación al Señor: Odette y Seraphina; por esos nuevos brotes, Lety y Cinthia en tierras guatemaltecas, y por los grupos de Vida y Paz con los que compartimos fe y vida.

Nosotras, aunque somos pocas, estamos presentes en lugares donde las diferencias sociales son cada vez mayores: la injusticia, la violencia conviven más o menos encubiertas (Rwanda, Brasil, Guatemala), donde las gentes son desahuciadas de sus viviendas, pierden sus empleos, aumenta la corrupción y los empobrecidos (España), ponemos vallas y alambradas con cuchillas para disuadir a los emigrantes que buscan una mejor vida, (Melilla) (Marruecos).

Estemos donde estemos, siempre podemos tener los ojos bien abiertos a la realidad, dejarnos afectar e interpelar por ella, e incluso “indignarnos” ante tanta injusticia. Y al mismo tiempo saber encontrar tantas semillas de vida en los que nos rodean, sean o no de nuestro mismo credo o ideología porque allí también está la vida y actúa el Espíritu.

Aportemos nuestro granito de arena y unámonos a tantas personas e iniciativas que siguen surgiendo en nuestra sociedad para hacer realidad otro mundo. Nuestro seguimiento a Jesús debe dar razón de nuestro estilo de vida y esperanza…

Carmiña Alvarez

Carmiña Alvarez

Historia de Vita et Pax

Historia de Vita et Pax

Un momento importante de la Convivencia fue la presentación y entrega del segundo volumen de la Historia de Vita et Pax, que Carmiña Alvarez está elaborando. Esta parte comprende del año 1951 al 1966 y ha sido titulada “En extensión y en profundidad”. Según la propia autora es una etapa de crecimiento interno y externo, de ahí la razón del título.

También nos acompañaron dos profesores que nos ayudaron a profundizar en dos temas diferentes aunque relacionados. El profesor José Eizaguirre con su cursillo: Interdependencia entre nuestro modo de vida y el empobrecimiento de los demás y el profesor José A. Badiola Saenz de Ugarte que expuso Teología del don.

José A. Badiola

José A. Badiola

José Eizaguirre

José Eizaguirre

La fiesta de la Asunción fue celebrada con alegría y esperanza. María siempre es motivo de compromiso y renovación de nuestro discipulado. Como ella, queremos seguir dando al mundo, en el siglo XXI, el Salvador. Y tres compañeras nos expresaron cómo lo hacen en su vida cotidiana. Dina desde su compromiso con los pueblos y las gentes de África y más en concreto Ruanda; Pepa con su trabajo en Manos Unidas y su acogida a personas con problemas de droga y Paky con su trabajo y su presencia en la cárcel.

Sí, ciertamente, hemos tomado nueva energía para seguir haciendo eso que queremos hacer: dar al mundo el Salvador dándonos a nosotras mismas, o como nos decía el P. Cornelio, nuestro fundador: El carisma de Vita et Pax. lleva, no solamente a seguir e imitar a Jesucristo, sino a encarnarle en nosotros, a revivir en nosotros sus grandes actitudes de donación, entrega, inmolación para la vida del mundo…

Compartiendo la vida

Compartiendo la vida

 

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »