IV Encuentro de reflexión y dialogo

viernes, noviembre 4th, 2011

Atreverse a construir y a amar a la humanidad que todavía no existe

María José Arana
Religiosa del Sagrado Corazón de Jesús

  1. INTRODUCCIÓN
  2. PREGUNTÁNDONOS: ¿Cómo sería hoy el mundo si las mujeres hubieran participado siempre en las decisiones políticas, sociales, sobre la paz, la salud, la economía, las Iglesias? ¿Cómo sería la humanidad?…
  3. APUNTES ANTROPOLÓGICOS.
  4. NECESITAMOS CONCIENTIZARNOS respecto a esta humanidad descompensada. La búsqueda.
  5. CRISIS DE LA MASCULINIDAD.
  6. RESCATAR “LO FEMENINO”, EQUILIBRAR LA HUMANIDAD.
  7. UNA TAREA COMPARTIDA: CONJUNTAMENTE CON LOS VARONES.
  8. ATREVERNOS A CONSTRUIR Y A AMAR A LA HUMANIDAD QUE TODAVÍA NO EXISTE. ¿Cuál es la aportación de la Teología feminista?

Lugar: Parroquia de San Pablo (Ciudad Real) Día: 11 de noviembre de 2011 Hora: 20’00

María José Arana (Bilbao, 1943)

Doctora en Teología sistemática, socióloga y maestra nacionalReligiosa del Sagrado Corazón y en este momento el trabajo más importante lo realiza en el interior de la Congregación. Ha formado parte con cargos de responsabilidad y también actualmente está implicada en los grupos de mujeres, de ecumenismo, de Teología feminista etc… Profesora de espiritualidad feminista en la “Escuela Feminista de Teología de Andalucía” (EFETA)Profesora de Historia de las religiones y diálogo interreligioso en la Facultad de Teología de España Norte en Vitoria. Ha sido profesora de Teología y Espiritualidad también en diversos lugares (Institutos diocesanos de Teología) de la diócesis de Bilbao y de San Sebastián. Imparte conferencias, cursos, retiros etc… y publica libros y artículos.

 

Mujeres y Teología de Ciudad Real lo formamos dos grupos que nos venimos reuniendo quincenalmente para compartir nuestro ser mujeres creyentes y feministas. Son encuentros profundos, repletos de experiencia de Dios, destiladores de sentido del humor y cargados de vida. En estos encuentros rezamos, reflexionamos y nos formamos, y compartimos la vida. Así revitalizamos la presencia de Dios en nuestras vidas, desde nuestro ser y sentirnos Iglesia, y nos llenamos de fuerza para seguir comprometidas en la construcción de un mundo más justo, desde la perspectiva feminista, poniendo a las mujeres empobrecidas en el centro de nuestra reflexión.

Leave a Reply

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies