Jóvenes de Taizé en Roma

Jóvenes de Taizé en Roma

Por: Centro Vita et Pax de Roma.

Quizá hayáis leído en alguna revista el encuentro del grupo de jóvenes de Taizé que tuvo lugar en Roma. Todos los años el grupo de Taizé organiza un encuentro internacional en el que se reúnen gente de todas las partes del mundo y van visitando diversas partes del planeta.

Encuentro jóvenes de Taizé en Roma

El año pasado fue en Rwanda,  y este año,  coincidiendo con el año de la Fe, ha tenido lugar en Roma.  Fue del 28 de diciembre al 2 de enero del nuevo año. A través de las diversas parroquias de Roma fueron organizando grupos de acogida y pidiendo a las familias que frecuentaban las parroquias que brindaran esta acogida en sus casas durante esos días .

Nosotras nos brindamos para acoger a tres personas, pues esos días coincidía que Leonor los pasaba en España con su familia. Solamente pedían el alojamiento y el desayuno de cada día y la comida del día 1º del año, si podía ser. Todos los días las actividades y las comidas estaban organizadas desde otro lugar.

Compartiendo

Dicen que había en total 45.000 jóvenes. Daba gozo ver a tantos jóvenes circular por Roma. En nuestra parroquia de San Gregorio se dio acogida a 168 personas. En ella había tocado el grupo eslavo, polaco, alemán, y  de esa parte de Europa. Así que había que ingeniárselas para la comunicación.

Fue una experiencia muy agradable a pesar de las dificultades del idioma. Nos encontramos con que ni ellas hablaban nuestro idioma ni nosotras el suyo, apenas podía haber intercambio fluido. Con gestos, señas, sonrisas y buena voluntad llegamos al intercambio. Había que ingeniárselas para la comunicación. Las tres que vinieron a nuestra casa eran polacas. Tenían 20, 21 y 26 años, y nos han  escrito que quedaron contentas. Han mandado infinidad de fotos.

Como sabéis este grupo de Taizé está formado por personas de confesiones diversas. Reunirse y rezar juntos les abre la mente y el corazón.  Sobre todo ha sido emocionante el encuentro entre el Papa y el Hermano Aloïs. Los jóvenes le entregaron al Papa  un cesto de semillas de sorgo Rwandés para que sean plantadas en el Vaticano como símbolo de esperanza de parte de los jóvenes africanos.

Este año, además, se han unido los líderes de las principales confesiones cristianas. El Patriarca Bartolomé de Costantinopla manifestó que “el ecumenismo no está detenido, porque es impulsado por la fuerza  vital de la juventud”.

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »