La llamada del todo

miércoles, octubre 29th, 2014

Por: Benjamín González Buelta, sj

Hay que dejarlo todo
en el seguimiento a Jesús.

Bodas de Oro

Bodas de Oro

Primero se dejan las cosas:
lo que se recibe heredado
y viene grapado al apellido,
lo que es fruto del trabajo
y lleva nuestra huella.

También hay que dejarse a sí mismo:

Renovación

Renovación


los propios miedos,
con su parálisis y los propios saberes,
con sus rutas ya trazadas.

Asociación

Asociación

Después hay que entregar
las llaves del futuro,
acoger lo que nos ofrece
el Señor de la historia
y avanzar en diálogo
de libertades encontradas
mutuamente para siempre,
que se unifican en un único paso
en la nueva puntada de tejido.

Comments are closed.

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies