Mujeres de esperanza

Mujeres de esperanza

 Por: M. Carmen Martín. Vita et Pax. Ciudad Real.

Los días 27 y 28 de octubre los grupos de Mujeres y Teología de Ciudad Real organizaron su habitual retiro de inicio de curso, tuvo lugar en Huerta Carmela. Hacía, por lo menos, cuatro años que no podía participar en uno de ellos y fue una riqueza y una Gracia de Dios el reencuentro. Por ese deseo de aprovechar al máximo el tiempo, algunas nos fuimos ya desde el día 26 por la noche, y tuvimos la oportunidad de compartir, reír, cenar y ver una película juntas, se trataba de “La fuente de las mujeres” y, sencillamente, nos encantó.

El sábado, de buena mañana, acogimos al resto de las compañeras, en total 17, y también a Cristina Carrasco que llegaba desde Madrid para acompañarnos, el retiro giró en torno a la esperanza. Tema importante y tan necesario, sobre todo, en estos tiempos de inclemencia que corren. Iniciamos con una oración en torno al icono que preparamos y que poco a poco se fue enriqueciendo con el aporte de cada una. El icono simbolizaba y daba imagen a nuestro encuentro y cómo íbamos enriqueciéndonos cada una con el aporte de las demás, hasta el sol quiso hacerse presente.

                                                                                                                                                 

La oración, inspirada en Santa Teresa de Jesús, tenía como telón de fondo la canción: “Nada te turbe”. Y, como la Santa, queríamos tratar de amistad estando muchas veces a solas con quien sabemos nos ama. Cristina nos ofreció muchas herramientas para la oración: orar con un símbolo, con la Palabra, con música, con una imagen, con un mandala, con una danza, desde el silencio…

A continuación pasamos a la primera exposición: “Del agradecimiento a la felicidad”. El agradecimiento genera agradecimiento, el bien genera bien, se multiplica. Cristina nos hizo caer en la cuenta de todo lo que tenemos para ser agradecidas y nos volvió a recordar a Santa Teresa con su dicho: “Si no sabemos qué recibimos no despertaremos a amar”. Fácilmente se nos olvida lo que tenemos y nos fijamos más en lo que nos falta. Porque hemos recibido, sobre todo, nada menos que a Dios que se ha encarnado por nosotras… Pasamos después a un tiempo largo de oración personal seguido de un rico y profundo compartir que nos caldeó el corazón.

             

Por la tarde la exposición fue: “La felicidad de un Dios que me habita”, de forma más informal nos preguntamos, cómo vivir y ser feliz y no morir en el intento. En esta parte quisimos, sobre todo, recuperar nuestro cuerpo, recuperarlo también para la oración. Somos templo del Espíritu, qué hacemos buscando fuera. La llamada fue a despertar los sentidos internos. A estar donde está nuestro cuerpo, unificar nuestra existencia. Y concluimos la exposición con una danza de bendición. Después, como en la mañana, tuvimos tiempo de reflexión personal y compartir.

El domingo dio inicio con un tiempo otoñal claro y soleado que ayudaba a la meditación. Después de la oración la reflexión fue: “La esperanza es el triángulo de la vida”. La esperanza está hecha de una sola pieza, como el triángulo, con tres lados: Jesús – la felicidad – el Reino. La palabra clave es la confianza, confianza en la Palabra de Dios que dice y hace. Confianza unida a la esperanza, a la felicidad y al Reino. La felicidad es un estado, una forma de estar en la vida no es una consecuencia de cómo me vaya. Seguimos con la oración personal y la puesta en común.

 

Como no podía ser menos concluimos con la Eucaristía, donde el grupo se agrandó aún más para acoger, amigas, maridos, hijos… Y como no sólo vivimos de la Palabra, la comida fue unas contundentes migas que hicieron las delicias de todos los presentes. Con los cantos militantes de esperanza, la limpieza de la casa y los abrazos de despedida volvimos cada una a nuestra vida cotidiana con el anhelo de ser mujeres de esperanza.

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »