Semana Ignaciana en Guatemala

Por: Maite Menor. Vita et Pax. Guatemala

Del 11 al 14 de agosto, se celebró en la Universidad Rafael Landívar la Semana Ignaciana. En ella se realizaron diferentes actividades relacionadas con la espiritualidad ignaciana. Este año, en que se celebran los 200 años de la Restauración de la Compañía, en todo el mundo, hemos tenido jornadas muy interesantes e iluminadoras con respecto a la línea a seguir en las Universidades Jesuitas, desde el compromiso con la justicia en el servicio a la sociedad, para formar expertos en “solidaridad”.

El 14 de agosto, celebramos la misa de clausura, que presidió Dennis Ledder sj, desde la geometría sagrada. Fue una misa muy participativa, sentida y que rompió con lo habitual, con lo de siempre.

Hicimos, en el suelo, unos círculos de colores donde nos ubicamos y sentamos los que participamos en la eucaristía. El altar estaba en medio de los círculos. También dibujamos los cuatro puntos cardinales. Quisimos incluir el movimiento del cuerpo por lo que hicimos pasos hacia adelante y hacia atrás en el señor ten piedad, movimientos meditativos en el gloria en diferentes direcciones, danza en la presentación de ofrendas que entraron por cada uno de los puntos cardinales, y terminamos saliendo todos juntos de la celebración.

Ahora, algunas ideas sobre la geometría sagrada. La geometría sagrada no trata únicamente sobre las figuras geométricas obtenidas a la manera clásica con compás y escuadra, sino también de las relaciones armónicas del cuerpo humano, de la estructura de los animales y las plantas, de las formas de los cristales y de todas las manifestaciones de las formas en el universo.

A través de la geometría sagrada entendemos de una manera sencilla para nuestro cerebro izquierdo, cómo existe una conexión profunda en toda la creación. La geometría sagrada es el lenguaje simbólico de las fuerzas de la creación del universo y nos ayuda a entender mentalmente lo que ya intuitivamente conocemos.

El círculo representa la totalidad. Ha sido empleado como símbolo de la Eternidad y de la Unidad. Como eternidad porque no tiene principio ni fin y siempre retorna al mismo punto. También por esta razón simboliza el Universo, no hay punto donde comience ni punto donde tenga fin, entonces todo lo contiene y no hay nada fuera de él, por ello también es símbolo de la Unidad, especialmente cuando en él se hace presente el centro como símbolo de la primera manifestación.

Algunas fotos de la celebración de esta inolvidable experiencia:

Eucaristía clausura de la Semana Ignaciana 

Inicio de la eucaristía

Escucha de la Palabra

Ofertorio

Padrenuestro

No nos vamos solos, salimos de la celebración todos juntos  y juntas.

 

 

 

 

 

 

 

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »