Vita et Pax en la Parroquia de San Pablo (Zaragoza)

Vita et Pax en la Parroquia de San Pablo (Zaragoza)

Los Institutos de Vida Consagrada de la Parroquia de San Pablo (Zaragoza) se presentan a la comunidad.

Por: Hortensia Murillo y Dora Bertomeu. Vita et Pax. Zaragoza

1. Los Institutos Seculares: Como algunos ya lo saben, los Institutos Seculares son un Don reciente del Espíritu Santo a la Iglesia. Son una nueva forma de Vida Consagrada en el mundo; su presencia en la sociedad es similar a la de la sal y la levadura en la masa.

Son reconocidos oficialmente el 2 de febrero de de 1947. Es el Papa Pío XII quien promulga su carta fundacional y con ella sanciona en la Iglesia la vida consagrada laical.

El Concilio Vaticano II da fuerte impulso a este tipo de consagración y Pablo VI alienta y apoya esta realidad viva presente en el mundo, como lo hacen también sus sucesores. En 1982, esta realidad queda reflejada en el nuevo Código de Derecho Canónico.

2. Orígenes del Instituto Vita et Pax en Cristo Jesús: El Fundador del Instituto es D. Cornelio Urtasun, sacerdote diocesano de la Archidiócesis de Pamplona (Navarra). Recibido el carisma, fue transmitiéndolo a un pequeño grupo de jóvenes. El Instituto inicia su andadura en Navarra allá por los años 40. Los primeros pasos fueron inseguros pero decididos. Poco a poco se va fortaleciendo y pronto se extiende a otras provincias de España. Rápidamente sigue su expansión a los cinco continentes.

3. ¿Quienes somos las de Vita et Pax? -Somos personas laicas que hemos recibido de Dios la llamada a una vocación de entrega total y para siempre a Él. Aspiramos a vivir de la vida de Jesucristo, tendiendo a la perfección evangélica y a la entrega total al apostolado según nuestro peculiar carisma en la Iglesia. A modo de “paracaidistas del Espíritu”.

-Vivimos los Consejos Evangélicos de pobreza, castidad y obediencia. Nuestro don es en favor de los seminarios del mundo entero y en especial el de nuestra Diócesis de origen. Oramos por los sacerdotes y seminaristas para que crezcan en número y en santidad.

4. Espiritualidad: -Nuestra espiritualidad está centrada en la persona de Jesucristo presente en la Liturgia y sobre todo en la Eucaristía. La oración de Amistad remansa nuestras jornadas. Vivimos intensamente de la Eucaristía y de la Palabra de Dios; nuestra espiritualidad es Cristocéntrica, Trinitaria y Mariana .

-Los miembros de Vita et Pax, amamos a la Virgen como Madre y Reina. Queremos imitarla e intentamos, como hacía Ella, dar al Salvador -única fuente de Vida y de Paz- en el desgranar de las labores cotidianas, en el transcurrir de una vida sencilla llena de preocupaciones, sufrimientos y gozos, contemplando siempre a su Hijo, nuestro Amigo, Maestro y Hermano, que es nuestro modelo de identificación.

5. Motivación profunda: “Para los miembros del Instituto, de manera especial, Jesucristo es la Vida y la Paz. Vida que brota del seno del Padre y Paz obtenida por la sangre de la cruz. Vivir de su Vida e irradiarla y convertirse en artífices de su Paz, ha de ser objetivo principal de sus existencias que deben converger y recapitularse en El con todas sus cosas”. (Estatutos, art. 6).

6. Objetivo: -Enamoradas de Jesucristo y deseosas de vivir de Su vida, sembramos Su Buena Noticia en todo lugar y circunstancia. Nuestra entrega se plasma en el servicio a toda persona a través de nuestras profesiones, trabajos y voluntariados. La realizamos, especialmente, en el campo de la Enseñanza y la Sanidad Estatales y el Trabajo Social. Se ha prestado especial atención al campo de la difusión de la Cultura cristina. Queremos dar gratis lo que gratis hemos recibido. Ningún entorno nos es ajeno. Estamos abiertas a las nuevas necesidades que van surgiendo.

Desde su inicio, el Instituto tiene y conserva su dimensión netamente misionera.

-Dado nuestro carácter laical, nos insertamos en todos los ambientes; vivimos una vida sencilla: en grupo, en familia o individual. Nuestro afán es responder con fidelidad a la vocación recibida en la Iglesia y en el servicio fraterno a los demás.

Les pedimos que recen por nosotras para que el Señor nos siga ayudando a difundir su Vida y su Paz, portando en nosotras el buen olor de Cristo Jesús, y derramando Su Mirada Misericordiosa y la Ternura de Su Corazón sobre toda la Creación.

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »