“El Servicio al Débil nos Humaniza y nos Plenifica”

El Servicio al Débil nos Humaniza y nos Plenifica

“El Servicio al Débil nos Humaniza y nos Plenifica”

“El Servicio al Débil nos Humaniza y nos Plenifica”

Domingo XXV del TO.
Por: Dina Martínez. Vita et Pax. Madrid

Textos Litúrgicos:

Sb 2,12.17-20
Sal 53,3-4.5.6.8
St 3, 16-4, 3
Mc 9, 29-37

 

El pasaje del evangelio de Mc 9, 29-37, nos muestra que la actividad de Jesús entra en una nueva etapa, sigue recorriendo Galilea, pero no se dedica a anunciar a la gente la buena nueva, sino que se centra en la formación de los discípulos. Jesús, da la vuelta a las expectativas de sus compañeros de camino, y les propone como criterio de grandeza el servicio y del honor el cuidado de todos y especialmente de los más pequeños. Esta es la lógica a la que estamos también llamados los creyentes del siglo XXI, a superar cualquier tentación de poder y prestigio pues, hoy como ayer, seguimos discutiendo con frecuencia, quien ha de ser el primero en la comunidad eclesial, olvidando estas palabras que Marcos nos recuerda hoy y desde las que se nos invita a construir fraternidad y sororidad de otra manera. Esa nueva enseñanza tiene como centro la cruz. Jesús trata de convencerles y convencernos, de que no ha venido a desplegar un mesianismo de poder, sino de servicio a los demás, pero en principio no lo consigue, pues todos siguen y seguimos pensando en nuestra propia gloria

Jesús es un gran pedagogo, sabe que no han entendido lo que les va diciendo y que no quieren hacerle preguntas. Él sigue observando y al llegar a Cafarnaúm, una vez en casa les pregunta: ¿De qué discutíais por el camino? Jesús quería que sacaran a la luz sus íntimos sentimientos, pero ellos guardan silencio porque no estaban de acuerdo con lo que les iba enseñando. Entre ellos prevalecía la búsqueda del dominio y del poder.

“Quien quiera ser el primero que sea el último y el servidor de todos”.  Jesús no nos pide que no pretendamos ser más, al contrario, nos anima a ser el primero, pero por un camino muy distinto al que nosotros nos apuntamos. Debemos aspirar a ser todos, no sólo “primeros”, sino “únicos”. En esa posibilidad estriba la grandeza del ser humano.

Dios no quiere que renunciemos a nada. A veces los cristianos hemos dado la impresión de que para ser Él grande, Dios quería empequeñecidos. Jesús dice: ¿Quieres ser el primero? Muy bien. ¡Ojalá todos estuvieran en esa dinámica! Pero no lo conseguirás machacando a los demás, sino poniéndote a su servicio. Cuanto más sirvas, más señor serás. Cuanto menos domines, mayor humanidad. La sabiduría me hará ver que el bien espiritual, el mío y el del otro, está por encima del material. Si me pongo en esta perspectiva nunca haré daño al otro buscando un interés egoísta a costa de los demás.

El servicio a los pobres es la gran ocasión de vivir la gratuidad, porque a su lado no se pueden esperar ventajas, ni recompensas, más bien fracasos y tal vez persecuciones o a veces pérdida de amistades. Servir a los pobres nos acerca unos con otros, nos muestra la realidad del hombre y de la sociedad, nos mueve a orar, pedir y dar gracias, estimula la creatividad y nos hace testigos del amor en medio del mundo egoísta en el que vivimos.

El servicio ha de ser concreto, día a día, según la oportunidad o necesidad que se presente. Los pequeños detalles son la gran ocasión de servir; también las decisiones importantes y los gestos comprometidos y arriesgados.

El que sirve es creativo para luchar contra las causas de la pobreza o la injusticia, inventa nuevos recursos, corre riesgos y sabe corregir errores. El que sirve, practica la misericordia y se humaniza.

Ante el mundo de hoy tan materializado, el testimonio de una persona dispuesta a servir, ayuda a creer en la fe cristiana que aquella persona profesa. A veces no hay otra manera de predicar ni de dar a conocer el evangelio.

En la medida que sirvo a los demás sin esperar nada a cambio,
en esa medida me estoy acercando al ideal cristiano
porque Dios vive y actúa en mí

“El Servicio al Débil nos Humaniza y nos Plenifica”

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »