Meditación 2ª
“El Reino en Presente y Llamada”

Meditación 2ª
“El Reino en Presente y Llamada”

  Texto Litúrgico:

Evangelio de Mc.1,14-20

1,14 Después de que Juan fue entregado, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios; 15 decía: «Se ha cumplido el tiempo y está llegando el reino de Dios. Convertíos y creed en el Evangelio”. 16 Pasando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés, el hermano de Simón, echando las redes en el mar, pues eran pescadores. 17 Jesús les dijo: «Venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres». 18 Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. 19 Un poco más adelante vio a Santiago, el de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca repasando las redes. 20 A continuación los llamó, dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros y se marcharon en pos de él.

El Reino es el NÚCLEO de la predicación de Jesús y el motivo de su llamada.

ESTRUCTURA:

(vv.14-15) El Reino un presente continuo.

(vv.16-20) La llamada al discipulado.

MEDITACIÓN

  • (vv.14-15) Jesús toma el relevo del ultimo Profeta del A. Testamento (14) “después que Juan fue entregado”; comienza la nueva etapa salvífica: ha dejado el desierto “se marchó a Galilea” (14).
  • MENSAJE: a) “Se ha cumplido el tiempo”; b) “está llegando el reino de Dios”; c) “convertíos”; d) “creed en el Evangelio”. Estas acciones son nuevas, movida por el “Espíritu de Dios que empuja” (1,12).
  • Jesús “proclama la ALEGRIA de Dios” (14), “está llegando el reino de Dios” (15) es un PRESENTE CONTINUO, “cuando tu cambias el Reino se instala en ti”, Él hace presente el Reino. Juan estuvo centrado en el pecado=conversión a la ley; Jesús es un ser vinculado a los demás, a los que sufren, a los que esperan, es un ser nuevo, ofrece un nuevo nacimiento (Jn.3).
  • “Convertíos y creed en el Evangelio” (15), se trata de CAMBIAR de la indiferencia a la alegría, de la “autoreferencialidad” a la comunicación: CREER en la Alegría de la comunión en el Amor.

(“Somos rescatados de nuestra conciencia aislada y de la autoreferencialidad”. (E.G.8))

  • (vv.16-20) Jesús está “Pasando” (16), “viendo”; también en el presente continuo de nuestras vidas.
  • En los mares profundos de “nuestras existencias”, en nuestros trabajos y tareas, Él sigue llamando, viendo y pasando” (16).
  • El seguimiento es inmediato “dejaron las redes y lo siguieron” (18), lo dejan todo, padre, barcas, familia… Es el modelo de toda llamada a lo Trascendente, a escuchar, a ser interlocutor de Dios, que es “Evangelio=alegría de Dios con nosotros” (Mt.1,23; Is.7,14).
  • El núcleo de la “Nueva Vida” es “venid en pos de mí” (17), el SEGUIMIENTO, la compañía, la comunidad con Él, la familiaridad con la alegría de Dios.
  • Ellos, nosotros, todos, Él llamada “dejaron las redes y lo siguieron” (18), supone una prontitud, un desapego, una liberación de lazos.
  • Un poco más adelante vio” (19), sigue viendo, llamando, haciendo camino, hoy con nosotros… .
  • “Se marcharon en pos de él” (20), el camino con Él es impredecible, original, personal, cada uno según su historia y naturaleza.

(Is.6,1-8) Purifica los labios del anunciador. (Jer.1,4-10) Llama desde el vientre…

VALORES EN EL TEXTO

  • Se da por concluida una ETAPA SALVIFICA del A. Testamento (14a), Jesús llega con su mensaje del Reino, siempre en presente, haciendo historia de salvación.
  • El mensaje del Reino no llega como ley, llega como OFERTA gozosa y gratuita (15), el Reino del Amor está siendo anunciado como inminente, a punto de emerger.
  • ¿Cómo está en ti (Lc.17,20b-21) interiorizado, en tus cambios, en tu conversión?
  • Jesús está “pasando, viendo, llamando”, encarnado en nuestras actitudes y respuestas, “está llegando” (15).
  • Llama en nuestros propios “caminos” laborales, a través de cómo interpretamos los encuentros con los hermanos y la “lectura creyente que hacemos de la realidad”; sigue encarnado, llamando.
  • La respuesta de Dios, está integrada en nuestras respuestas (18) “inmediatamente”, en la prontitud de la respuesta personal.
  • En la respuesta recibimos una promesa “os haré pescadores” (17): la promesa de un Don, también “sembradores de las semillas del Reino” (Mc.4,3-ss).
  • Tomando la imagen del Pastor “os hare pastores” (Mc.6,34-37) “dadles vosotros de comer”; la llamada es a “cuidar” (L.S.11)si nos sentimos íntimamente unidos a todo lo que existe, la sobriedad y el cuidado brotarán de modo espontáneo”.
  • La llamada es a seguirle y a cuidar todo y a todos los que encontraron en el Camino.

“El Reino de Dios ya está entre vosotros” (Lc.17,21b)

EL TEXTO EN NUESTRAS VIDAS

  • ¿Interpretas los SIGNOS que acontecen a tu alrededor? (14a).
  • ¿Te inspiras en los Signos que acontecen para pautar tus decisiones? (14)
  • ¿Dónde acontece el Reino en tu existencia cotidiana? (15), ¿cómo acontece?
  • ¿Qué aspectos de tu vida necesitan “conversión, cambio, reorientación”? (15b)
  • ¿Cómo pasa el Señor por tu existencia, en quien, con que frecuencia? (16)
  • ¿Sabrías distinguir QUÉ personas de tu entorno te invitan al seguimiento? (17)
  • ¿Cómo son las invitaciones que recibes?, ¿qué actitudes te motivan e inspiran? (20)
  • ¿Podrías señalar algunos ejemplos de respuestas concretas? (20)

PARA ORAR

  • Recopila los ejemplos que conoces de SEGUIMIENTO de Jesús, personas concretas.
  • Tráeles a la presencia del Señor, visualiza sus rostros y actitudes.
  • Ora por ellas, suplica para ellas el sostenimiento del Espíritu.

Quédate con el Señor en SILENCIO amoroso y suplica su ayuda.

MAGISTERIO DE FRANCISCO

“El Evangelio también nos habla de unas jóvenes prudentes, que estaban preparadas y atentas, mientras otras vivían distraídas y adormecidas (cf. Mt 25,1-13). Porque uno puede pasar su juventud distraído, volando por la superficie de la vida, adormecido, incapaz de cultivar relaciones profundas y de entrar en lo más hondo de la vida. De ese modo prepara un futuro pobre, sin substancia. O uno puede gastar su juventud para cultivar cosas bellas y grandes, y así prepara un futuro lleno de vida y de riqueza interior”. (C.V.19)

  • Evangelio también nos habla de unas jóvenes prudentes
  • que estaban preparadas y atentas
  • uno puede pasar su juventud distraído,
  • volando por la superficie de la vida
  • adormecido, incapaz de cultivar relaciones profundas
  • sin entrar en lo más hondo de la vida
  • uno puede gastar su juventud para cultivar cosas bellas y grandes
  • así prepara un futuro lleno de vida y de riqueza interior”

                                                                                   Franciscus

PARA COMPARTIR

  • ¿Con qué SIGNOS aparece hoy, en tu entorno el Reino de Dios?
  • ¿Tenéis conciencia comunitaria de que son signos del Reino a cuidar y vivir?
  • ¿La alegría la vivimos como un signo del Reino de Dios que nos invita a cambiar?
  • ¿Por donde comenzamos la conversión? ¿por el interior, el exterior o por la colaboración?

¿Qué podríamos “pescar, sembrar, cuidar” en la actualidad y en nuestra situación?

                                                                                                  

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »