“El Reino en Acción” (Mc.4,21-32)

“El Reino en Acción” (Mc.4,21-32)

“21 Les decía: «¿Se trae la lámpara para meterla debajo del celemín o debajo de la cama?, ¿no es para ponerla en el candelero? 22 No hay nada escondido, sino para que sea descubierto; no hay nada oculto, sino para que salga a la luz. 23 El que tenga oídos para oír, que oiga».24 Les dijo también: «Atención a lo que estáis oyendo: la medida que uséis la usarán con vosotros, y con creces. 25 Porque al que tiene se le dará, y al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene».

26 Y decía: «El reino de Dios se parece a un hombre que echa semilla en la tierra. 27 Él duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. 28 La tierra va produciendo fruto sola: primero los tallos, luego la espiga, después el grano. 29 Cuando el grano está a punto, se mete la hoz, porque ha llegado la siega». 30 Dijo también: «¿Con qué podemos comparar el reino de Dios? ¿Qué parábola usaremos? 31 Con un grano de mostaza: al sembrarlo en la tierra es la semilla más pequeña, 32 pero después de sembrada crece, se hace más alta que las demás hortalizas y echa ramas tan grandes que los pájaros del cielo pueden anidar a su sombra».”

La parábola del Sembrador se concluye con dos “sentencias” en forma de PARABOLILLAS, figuras de la vida cotidiana del pueblo.

ESTRUCTURA
(vv.21-25) El bien mirar y el buen oír.
(vv.26-29) El grano que crece sólo.
(vv.30-32) El grano de mostaza.

MEDITACIÓN

(vv.21-23) Se trata del bien mirar. Para que nadie tome la Parábolas como ciencia elitista o de oscurecimiento; la Parábola es una acción del pueblo, en el pueblo y para el pueblo sencillo.

  • Jesús presenta la Parábola como “lámpara” que tiene una finalidad: iluminarlo todo en la casa (21).
  • El Evangelio no es saber esotérico, para unos elegidos sino para todos los sencillos (21).
  • Es un mensaje preciso, concreto, que no puede quedar escondido (21) o “apokryphon” como sucedía con algunos rabinos o escuelas de su tiempo.
  • La enseñanza de Jesús sólo requiere oídos y ojos para hacerse entender (23), que quieran escuchar y oír; son acciones que realizan la madre y el padre de familia.

(vv.24-25) Evoca el buen oír. Mirad bien cómo escuchamos, hablamos, abrazamos, amamos… (24).

  • Nos alerta a la actitud interior que mantenemos cada día al escuchar la Palabra de Dios (24).
  • Dios ha dejado en nuestras manos “la medida” (24) de la fuerza que pongamos en escuchar, hacer, amar, en vivir cuanto pasa por nosotros.
  • El entender depende de aquello que nosotros realicemos, nos esforcemos, desarrollemos, logremos: “el metro que usemos con otros será usado con nosotros” (24).
  • Dios nos dejará entender aquello que nosotros queremos entender (25), todo esfuerzo por ahondar la Palabra será recompensada (25).
  • Al que tiene se le dará” (25a) donde se actúa con GRATUIDAD, todo se vuelve gratitud y gratuidad.
  • Por contra donde la vida se vuelve “negación y pereza ante la Gracia”, se clausura el Camino del crecimiento (25b) y la acción se vuelve torpe y si sentido.

(vv.26-29) El grano que crece sólo. Ciertamente este grano es silencioso, crece por sí mismo.

  • Necesita una buena tierra, como en (4,3-20), pero hay alguien invisible que nos cuida (26), Reino.
  • Estamos en las manos eficaces de un Dios que nos desborda y que silenciosamente trabaja (26).
  • El grano y la tierra están ahí, para bien de nuestra vida, sin que podamos o queramos advertirlo (27) “va creciendo, sin que él sepa cómo”.
  • Esa acción buena, fecunda y creadora de Dios es primordial para entender-comprender el Evangelio (28) “la tierra va produciendo fruto sola: primero los tallos, luego la espiga, después el grano”.

(vv.30-32) El grano de mostaza o la semilla chiquita.

  • Parece invisible, en la tierra la buena simiente del Reino, aunque sea diminuta lleva toda su virtualidad, su fuerza vigorosa (31).
  • En un mundo de opulencia y de apariencias, lo diminuto, lo invisible, tiende a ser ignorado, pero lleva en su interior la fuerza del árbol grande (32).
  • La semilla se convierte en sombra acogedora para otros, fuente de vida para los creyentes (32).
  • La Fe en lo pequeño, ignorado, sin importancia es esencial para el crecimiento del Evangelio (31).

VALORES EN EL TEXTO

  • La Luz es para que irradie su esplendor en favor de los que están en derredor, no para sí (21a).
  • El “candelero” receptor de la Luz sostiene, eleva y mantiene a la Luz para que haga su función (21b).
  • Viene y nace en lo “escondido”, “en lo secreto”, donde se gesta y se produce (22), misterioso principio y nacimiento.
  • Los sentidos corporales son para ponerlos al servicio de la revelación de la Palabra (23).
  • El cómo usamos los sentidos corporales es importante, no basta usarles, hemos de ponerlos al servicio de la Verdad del Reino (24).
  • Son dones al servicio de un fin, para usar y hacer crecer la gratuidad con que fueron dados (25).
  • Aparece como valor lo silencioso, lo pequeño, el crecimiento en relación con el “misterio creador”.
  • Es preciso para ambas parábolas la “buena tierra” para que el grano diminuto pueda dar fruto.
  • Importante la fe en la virtualidad del grano y la fecundación del terreno, sin ellos no hay cosecha.
  • Sorprenden los ejemplos parabólicos de Jesús en comparación con nuestra sociedad, donde se valora lo grande, lo vistoso, el ruido.
  • Todo aparece en el Evangelio a su tiempo, con armonía: “primero los tallos, luego la espiga, después el grano” (28).
  • Gran valor el “misterio del invisible”, quien hace posible todo crecimiento y toda fecundidad.
  • El REINO es así: un valor emergente, que brota de la hondura, que no se percibe cuando se siembra, pero que se hace un gran árbol que acoge y alimenta (26.30).

LA EXISTENCIA CONCRETA

  • ¿De qué “luces” te consideras agraciada/o sin merito propio? ¿qué dones naturales?
  • ¿Te consideras un “candelero” capaz de sostener la Luz, para que alumbre a otros en el camino?
  • ¿En qué relación “escondida, secreta”, se gesta y alimenta la Luz de los dones naturales?
  • ¿Estás abierta a esa relación de crecimiento y colaboración con la Luz Divina?
  • ¿Tienes todos tus “sentidos corporales” al servicio de la re velación de Dios?
  • ¿Los vives como “dones gratuitos” y los usas con la misma orientación de gratuidad?
  • ¿Qué importancia atribuyes a lo pequeño, a lo invisible, a las acciones poco vistosas? (27).
  • Ahora nos preguntamos por las acciones que hacen fecundas nuestras vidas.
  • ¿Crees que lo escondido, lo invisible, lo pequeño es mas fecundo que lo vistoso y grande? (31).
  • ¿Te sumerges en la fuerza de lo “invisible y pequeño”, en donde Francisco de Asís tanto creció?
  • ¿Con qué actitudes alumbras el Reino en nuestros días? ¿en tu entorno concreto?

                                                    PARA ORAR

–       Ante Dios vivénciate como la semilla pequeña y diminuta.
–        Ponte en sus manos, déjate fecundar por sus leyes sabias y eficaces.
–        Acepta ser pequeña en las manos poderosas de aquel que puede hacerte crecer.
–       Deja que el tiempo dé su fruto y su alegría. No tengas prisa.

MAGISTERIO DE FRANCISCO

“Espero que puedas valorarte tanto a ti mismo, tomarte tan en serio, que busques tu crecimiento espiritual. Además de los entusiasmos propios de la juventud, también está la belleza de buscar «la justicia, la fe, el amor, la paz» (2 Tm 2,22). Esto no significa perder la espontaneidad, la frescura, el entusiasmo, la ternura. Porque hacerse adulto no implica abandonar los mejores valores de esta etapa de la vida”.

(C.V.159)

  • tomarte tan en serio, que busques tu crecimiento espiritual
  • la belleza de buscar «la justicia, la fe, el amor, la paz
  • no pierdas la espontaneidad, la frescura, el entusiasmo, la ternura
  • hacerse adulto no implica abandonar los mejores valores de esta etapa de la vida

      PARA COMPARTIR

. ¿En qué dimensión de tu vida reclamarías una ayuda para seguir creciendo?
.  ¿Cómo aceptamos el silencio, el anonimato, la oscuridad, la vida sencilla de la espera?
. ¿Seguimos motivando el crecimiento, la alegría, la ternura y la espontaneidad?

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »