Meditación – 1ª
“Comienza la Buena Noticia”

Meditación – 1ª
“Comienza la Buena Noticia”

 

Texto Litúrgico: 

Evangelio de Mc.1, 1-13

1,1 Comienzo del Evangelio de Jesús, el Cristo, Hijo de Dios. 2 Conforme está escrito en Isaías el profeta: Mira, envío mi mensajero delante de ti, el que ha de preparar tu camino. 3 Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas, 4 apareció Juan bautizando en el desierto, proclamando un bautismo de conversión para perdón de los pecados. 5 Acudía a él gente de toda la región de Judea y todos los de Jerusalén, y eran bautizados por él en el río Jordán, confesando sus pecados. 6 Juan llevaba un vestido de piel de camello; y se alimentaba de langostas y miel silvestre. 7 Y proclamaba: «Detrás de mí viene el que es más fuerte que yo; y no soy digno de desatarle, inclinándome, la correa de sus sandalias. 8 Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo.» 9 Y sucedió que por aquellos días vino Jesús desde Nazaret de Galilea, y fue bautizado por Juan en el Jordán. 10 En cuanto salió del agua vio que los cielos se rasgaban y que el Espíritu, en forma de paloma, bajaba a él. 11 Y se oyó una voz que venía de los cielos: «Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco.»  12 A continuación, el Espíritu le empuja al desierto, 13 y permaneció en el desierto cuarenta días, siendo tentado por Satanás. Estaba entre los animales del campo y los ángeles le servían.

Es el Evangelio de la “vocación cristiana”, comienza llamando y presenta a Jesús como Hijo de Dios” (1).

ESTRUCTURA:

(vv.1-3) Jesús no brota del “vacío”; “arche”=principio”, tiene su comienzo en la “Buena Noticia: Hijo de Dios”; Isaías en  boca de Juan está haciendo la presentación y la transición.

(vv.4-8) El “desierto de Juan” es de penitencia, promesa, agua, transición a una realidad más fuerte y definitiva.

(vv.9-11) Estamos en el mismo contexto y en la misma agua, pero con la llegada de Jesús se abre una significación: “Salió del agua vio que los cielos se rasgaban, el Espíritu bajaba a Él…, una voz: tu eres mi Hijo amado, en ti me complazco”.

(vv.12-13) Jesús es llevado a un “desierto” donde no hay río, ni agua…, sólo ante Dios, días de ENCUENTRO con la hondura del bien=ángeles y con el mal=Satanás. Jesús encuentra allí el SENTIDO último, para enfocar lo más animal y lo más angélico.

MEDITACIÓN

  • (vv1-3) Jesús es presentado con tres Títulos: “Jesús, el Cristo, Hijo de Dios(1), como le llamó el Ángel (Lc.1,32), como lo llamará Pedro (Mt.16,16; Lc.9,20).
  • El “mensajero” que es Juan, lo es también Isaías a quien el invoca (Is.40,3).
  • “En el desierto” (3), que es mucho más que un lugar, es nuestro estado interior”, nuestra aridez humana y de comunicación.
  • Enderezad sus sendas”, nos está indicando los caminos torcidos de la vida.

(Preparad en el desierto un camino al Señor, allanad…se eleven… se abajen…se enderecen… todos verán la Gloria…)   (Is.40,3-5)

  • (vv.4-8) nos presenta el “bautismo de Juan”, que es de “conversión, penitencia”, era el bautismo de purificación exterior en contraste con el de Jesús (Mc.1,8).
  • Jesús entra en la fila de los “pecadores” que buscan reconciliación (5) “como uno de tantos” (Flp.2,7), “no hizo alarde de su categoría de Dios…”, “se despojó de su rango…”.
  • Juan es definido por su sobriedad (6), y llama a Jesús “el mas fuerte” (7), ¿de qué se trata?
  • El que “bautizará con Espíritu Santo” (8), diferencias entre uno y otro.
  • (vv.9-11) Descripción del Bautismo de Jesús. Se expresa la “Teofanía”.
  • Jesús viene del norte y se “sumerge” y “surge”, imagen del “PASO”, “muerte-resurrección” (9-10), con el SIGNO popular de la “paloma” que confirma.
  • El Padre confirma la “nueva forma de vivir” (11) “Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco”, “me gusta como eres”.
  • A continuación, el Espíritu le empuja”, será el que esté en todas sus acciones, tanto interiores como exteriores (12-13). Es sometido a la prueba Adámica “los animales del campo y los ángeles le servían”, Jesús vence al hombre viejo en la prueba.

(El “ruah” hebreo es femenino, fecundo, creativo, “dador de vida”)

VALORES EN EL TEXTO 

  1. Jesús es presentado como “Evangelio=Alegría, Buena Noticia, felicidad de Dios (1).
  2. También es invocado como “arche” = principio, comienzo, origen (1).
  3. Con Él comienza una “nueva familia de hijos” del Padre, como Él gustará llamar a Dios (11).
  4. Está conectándonos con la profecía (Is.40-ss) el libro de la “consolación” (3).
  5. Juan aparece como el final de un ciclo y señalando la apertura del nuevo tiempo de (3-4).
  6. Es definido por su exterioridad, mientras que de Jesús se predica la hondura (8), “el Espíritu”
  7. Jesús se somete al “bautismo de conversión”, “por eso Dios lo levantó” (Flp.2,7).
  8. Conocemos lo que le “complace, lo que le gusta” al Padre (11), la sencillez, la humildad, lo pequeño.
  9. El Espíritu será en adelante el que le conduzca (12), el que le inspire y sostenga.
  10. Se pone de manifiesto en Jesús nuestra naturaleza “lo mejor y lo peor” (13); es nuestro Icono.

EL TEXTO EN NUESTRAS VIDAS 

  • ¿Eres capaz de plantearte la EXISTENCIA cada día como “principio, como nueva”? (1)
  • ¿Miras el futuro, adelante? ¿cómo te planteas cada día la jornada? (2)
  • ¿Te sientes “familia de Dios”, hermana/o de Jesús, incorporado a su bautismo? (11)
  • ¿A qué das mas valor en tu vida a lo exterior o a la VIVENCIA interior? (6-8)
  • ¿Sabes pasar desapercibido/a, “como uno de tantos” o reivindicas “ser tenido en cuenta”? (Fil.2,7)
  • ¿Te planteas “surgir” = resucitar cada día y en cada acción que proyectas? (10)
  • ¿Aprendes a escuchar la VOZ del Padre en la oración de cada día? (11)
  • ¿Te dejas “empujar, llevar, conducir” por el Espíritu en todo cuanto emprendes? (12)

PARA ORAR

  • Entra en tu profundidad y reconoce en el SILENCIO la Presencia de Dios Padre.
  • Acógele en tu interior, dale su lugar en ti, que te constituya en Templo Vivo.
  • Escúchale en tu interior, deja que te hable al corazón.

(Quédate en silencio, sin palabras de tu parte, ante Él…)

MAGISTERIO DE FRANCISCO

“En el Evangelio de Mateo aparece un joven (cf. Mt 19,20.22) que se acerca a Jesús para pedir más (cf. v. 20), con ese espíritu abierto de los jóvenes, que busca nuevos horizontes y grandes desafíos. En realidad su espíritu no era tan joven, porque ya se había aferrado a las riquezas y a las comodidades. Él decía de la boca para afuera que quería algo más, pero cuando Jesús le pidió que fuera generoso y repartiera sus bienes, se dio cuenta de que era incapaz de desprenderse de lo que tenía. Finalmente, «al oír estas palabras el joven se retiró entristecido» (v. 22). Había renunciado a su juventud.” (C.V.18)

  • busca nuevos horizontes y grandes desafíos
  • su espíritu no era tan joven
  • porque ya se había aferrado a las riquezas y a las comodidades
  • decía de la boca para afuera que quería algo más
  • Jesús le pidió que fuera generoso y repartiera sus bienes
  • se dio cuenta de que era incapaz de desprenderse de lo que tenía
  • «al oír estas palabras el joven se retiró entristecido»:
  • había renunciado a su juventud.

PARA COMPARTIR

  • ¿Podemos ayudarnos a “preparar, rellenar, rebajar y enderezar”? ¿cómo, con qué acciones?
  • ¿Qué hacer para empezar cada día de nuevo? ¿Qué estrategia establecer?
  • ¿Cómo ser “buena noticia” cada día para los que nos rodean? ¿tienen rostro concreto?
  • ¿Hacemos nuestro el estilo de Jesús? ¿pasamos desapercibidos “como uno de tantos”?
  • ¿Nos planteamos cada día el “paso” de la muerte a la vida? ¿acogemos el Reino en todos?

¿A qué nos está empujando el Espíritu del Señor en esta etapa de la vida?

 

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »