Al encuentro con el Señor

Al encuentro con el Señor

Testimonio en el II Encuentro Nacional de los grupos Vida y Paz en Valencia

Por: Cati Pérez. Grupo Vida y Paz de Pintor López (Valencia).

Me ha pedido Cecilia que dijera unas palabras sobre mí en el grupo de Vida y Paz, aunque primero quiero que me conozcáis un poquito, y para ello quiero abriros mi corazón, porque no se trata de qué estoy haciendo ahora sino de cómo he llegado hasta aquí y hacia dónde quiero ir.

Nací en una familia buena, me bautizaron, tomé la Primera Comunión, aprendí las oraciones, pero hasta ahí llegó. Mi familia no era practicante y no pudieron trasmitirme un mayor conocimiento de Dios que ese. Pero como el Señor es bueno y todo lo hace bien, puso a Vita et Pax en mi camino. Como yo no quería estudiar y mi padre no quería que estuviera en casa sin hacer nada, a los 11 años me llevó a la “escoleta” que llevaban Pepa Carrión y Pepa Galarza, pensando que por lo menos allí estaría “recogida”. Aprendí a bordar, a pintar… lo que allí se hacía y fue allí donde empecé a conocer al Señor.

Subí al taller de artesanía a bordar, con Isabel Sanjuán, María Morell, Encarnita, Maruja, y a través de todas ellas fui descubriendo al Señor. Aprendí que la vida era más que trabajar y divertirse, porque veía que había algo en ellas, algo diferente a todo lo demás. No eran personas como las que yo había conocido hasta entonces, sino que eran personas que a mí me transmitían paz. Yo quise descubrir ese algo, y ese algo era el Señor que estaba en ellas y ellas lo irradiaban. Así, poco a poco, fui conociendo al Señor, fui enamorándome de él.

Pasó el tiempo y volví a los estudios, seguía saliendo con amigos pero yo tenía claro que quería consagrarme al Señor a través de Vita et Pax. A los 19 años me marché a Pamplona, a pesar de la negativa de mis padres, que no comprendían nada. Fueron unos años muy felices, bebiendo de la espiritualidad de Vita et Pax, conociendo más al Señor por medio de la oración, conviviendo con mis hermanas; e hice mi oblación.

Me destinaron a Madrid, donde estudié 1º de Enfermería, pero tuve que volver a casa porque mi madre se puso enferma de una enfermedad rara que la dejó en cama sin moverse ni poder hablar durante más de 10 años. Al poco tiempo de enfermar mi madre, mi hermana se casó y me quedé sola con mis padres. No sé qué me paso, me agobié y solicité salir del Instituto.

Al principio me sentí mal, pensé que había abandonado al Señor, pero poco a poco me di cuenta de que eso no era así, que el Señor seguía conmigo y sólo Él sabía lo que tenía preparado para mí. Yo quería ir en misión a Ruanda con mis hermanas, pero Ruanda ya estaba en mi casa: cuidé de mis padres hasta el último momento, luego de mi tía y, hace poco, de Maruja. A la vez que ha ido ocurriendo esto, también he cargado mi cruz en mi propio cuerpo, pero siempre he sentido cerca al Señor, acompañándome y ayudándome en cada momento, porque por mis propias fuerzas no habría podido, me habría hundido, pero con Él me siento fuerte. También en ese tiempo, el Señor me regaló un marido y unos hijos con quienes he sido muy feliz. Pero como se dice humanamente: el primer amor no se olvida.

La Virgen María, mi Madre, también ha sido un pilar fuerte donde me he podido apoyar.

Para mí, Vita et Pax siempre ha estado ahí y la he sentido y he querido como a mi familia, por eso, cuando me pidieron que formara parte del grupo de Vida y Paz, me sentí feliz de pertenecer a él y volver a vivir del carisma, de la misión y del estilo de vida de Vita et Pax para vivir la vida de Jesucristo, la vida de los votos que un día le hice al Señor, sobre todo, el que nuestro Padre Cornelio quiso que tuviéramos: CARIDAD.

Vengo al grupo de Vida y Paz contenta, y siento que me nutro del Señor a través de nuestra oración y de la puesta en común de tantas cosas que tratamos. Por eso, con la ayuda de mi amigo Jesucristo y el grupo al que ahora pertenezco puedo contestar a la pregunta ¿y dónde voy ahora?: al encuentro con el Señor.

 

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »