Amando hasta el extremo

Amando hasta el extremo

Déjame señor
Mirarte bien por dentro
Entrar en tu corazón
Y dejarme seducir
Y que aumenten mis deseos de querer ser como tú
Conocerte internamente
Amarte y seguirte más
Apostar mi vida junto a ti
Déjame verte señor
Amando hasta el extremo
Dejándote la piel
Entregando las entrañas
Tus entrañas de mujer
En una toalla y un lebrillo
En un acariciar los pies
En un mirarnos hasta el fondo
Sin nada que reprochar y
Y sin nada que pedir, y con tanto para dar
Yo, el maestro y el señor
Ya no puedo amaros más
Pues como el padre me ha amado
Así os he amado yo
Os dejo mi vida entera en este vino y este pan
Este pan que soy yo mismo
Que me parto y que me doy
Mi deseo es que os améis de corazón
Yo también os quiero ver
Amando hasta el extremo
Dejándoos la piel
Entregando las entrañas…
Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »