Antífonas de la O

lunes, diciembre 10th, 2012

Por: D. Cornelio Urtasun

 Cada una de las antífonas encierra resonancias y mensajes de los profetas, a través de los cuales Dios fue alentando la esperanza de los hombres en el Salvador que el Dios compasivo y misericordioso enviaría cuando llegase la plenitud de los tiempos.

1ª)   ¡OH SABIDURÍA!  Que brotaste de los labios del Altísimo, abarcando del uno al otro confín, y ordenándolo todo con firmeza y suavidad.

¡VEN!  Y muéstranos el camino de la Salvación”

Las grandes afirmaciones:

* Sabiduría salida de la boca del Altísimo;
* Que abarca del uno al otro confín;
*  Lo ordena todo, con firmeza y suavidad;
*  VEN
*  Muéstranos el camino de la Salvación.

SABIDURÍA  que aparece como cualidad, como DON hasta convertirse en la persona de Jesucristo  (Jn  1, 1-3) “Todo se hizo por ella y sin ella no se hizo nada de cuánto existe”, (Col   1, 15-20) “Él es imagen de Dios invisible, Primogénito de toda la creación”.

La creación por medio de Ella:   (Gen 1, 3)  “Dijo Dios:  “haya luz, y hubo Luz”.

Providencia: Mt  6, 25-34)  “No andéis preocupados por vuestra vida, qué comeréis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis…”

¡VEN! Tú que viniste, que vendrás… Tú que acampaste entre nosotros.

El camino de la Salvación,  no es un entretenimiento.

Debe ser un camino de SANTIDAD: “Yo soy el Camino, la Verdad, la Vida” (Jn 14,6)

2ª) ¡OH ADONAI!   PASTOR  de la Casa de Israel, que te apareciste a Moisés en la Zarza ardiente y en el Sinaí le diste tu Ley, ¡VEN  A LIBRARNOS CON EL PODER DE TU BRAZO!

“Yo me aparecí como el ADONAI…”

Yo soy Yahvé, Yo os libertaré, yo os haré mi pueblo, yo seré vuestro Dios y Yo os introduciré en la tierra que juré a Abraham  (Ex  6, 3-13)

 *  PASTOR DE LA CASA DE ISRAEL

Salmo 79 que pide la restauración de Israel.

Uno de los títulos más repetidos por Isaías, Jeremías y Ezequiel: ¡PASTOR!

Preparaban el terreno a la parábola del Buen Pastor, sobre todo a través de los sentimientos del Salmo  22.

* LAS TEOFANÍAS DE DIOS: LA Zarza ardiente  (Ex  3,1-5) Sinaí: Ex 19, 1-24)   Se trata de la alianza de   Yahvé con Moisés y de su aparición al mismo.

Se invoca la Omnipotencia  de Dios, como si dijera: “Tú que manifestaste tu Poder en la Zarza incombustible, Tú que fuiste tan Señor Todopoderoso en el Sinaí: DESPIERTA TU PODER Y VEN A SALVARNOS.  Ven a librarnos, tráenos la gloriosa libertad de los hijos de Dios, libres, sobre todo, por dentro.

  *  LIBRES DEL PECADO,  causa y origen de todas nuestras esclavitudes.

3ª)  ¡OH RETOÑO!,  del tronco de Jesé, que te alzas como un signo para todos los pueblos, ante quien los Reyes enmudecen y cuyo auxilio imploran las naciones, ¡VEN! A librarnos. ¡NO TARDES MAS!

1 Libro de Samuel, 7, 1-14:  se trata del auxilio de Yahvé a Israel contra sus enemigos  los Filisteos.

De la Familia de Jesé, procede David. El trono de David y su  reinado serán eternos. El Señor Dios le dará el trono de David su Padre  (Lc  1, 32-33).  Y su Reino no tendrá fin.

  * RETOÑO DEL TOCON (tronco cortado) DE DAVID. (Is   11,10)  “Y aparece el retoño de Jesé que se levantará para regir a las gentes, como señal ante ellos, su sepulcro será glorioso (Is 11,1)

“Rebrotará un Retoño del tocón de Jesé, y brotará en él una flor de su misma raíz  (Rom 15,12):  “Aparecerá de la raíz de Jesé el retoño que se levantará para regir a los gentiles: todos ellos tendrán puesta su confianza en él”.

  * LAS PODAS DE LA PROVIDENCIA EN EL ÁRBOL.

Cuando se corta  un árbol, queda un tocón. Muere primero el árbol, el tocón poco; después cuando se poda un árbol, también se corta, pero no para que muera el árbol, sino para brotar y mejorar.

La familia de David y su tronco fueron podados: no murieron, rebrotaron y mejoraron el fruto. Nada menos que el fruto fue el mismo Jesucristo.

 * LA VISION DE LAS PODAS POR PARTE DE LA IGLESIA.

La  parábola de la Vid y los sarmientos  (Jn 15, 1-9)

Al que no da fruto lo corta.  Y al que da fruto lo poda para que dé más fruto.

* LOS CORTES Y LAS PODAS.

Dos realidades que se parecen inicialmente, pero que son diversas.

* PODAS FECUNDAS

Dirigidas a traer a Jesucristo, el fruto bendito de la Virgen Madre:  NUESTRO FRUTO.

4ª)  ¡OH CLAVE! ¡OH LLAVE!

De David y cetro de la Casa   de Israel, que abres y nadie puede cerrar, y nadie puede abrir,  ¡ven!

*  LLAVES:  (Mt 15, 14-20)

“Yo te daré las llaves del Reino”

Emociona pensar la contundencia con que Jesucristo anuncia que va a dar a Pedro las llaves del Reino.  Es que las tiene ¿cómo no las va a tener  si él mismo es la LLAVE?. (Mt 28,18):  “Se me ha dado TODO  poder en el cielo y en la tierra…”. “Separados de mí, no podéis hacer nada”  (Jn 15,5)  “Todo lo puedo en AQUEL  que me conforta” (Fil 4,13) “Todo tiene en Él su consistencia…”  (Col 1,17)

*  MIRANDO A JESUCRISTO COMO CLAVE DE LA HISTORIA.

Is. 22, 22  “… Pondré la llave de la casa de David sobre su hombro;  abrirá y nadie cerrará, cerrará, y nadie abrirá.   (Ap 3,7)    “Esto dice el Santo, el Veraz, el que tiene la Llave de David:  si Él abre, nadie puede cerrar; si Él cierra, nadie puede abrir” (Ap 1, 18) “Estuve muerto, pero ahora estoy vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la Muerte y de la otra Vida”.   Jesucristo, ALFA Y OMEGA:  EL PRINCIPIO Y EL FIN.

 * LA VISION DE JESUCRISTO EN LA GAUDIUM  ET SPES.

En el Cap. 10 muestra las contradicciones e incertidumbres del hombre moderno que no sabe encontrar en Jesucristo la Llave de la Salvación.

 *A NOSOTROS LOS CAUTIVOS

Con cautividad interna por el pecado: lujuria, avaricia, droga, alcohol…

Cautividad externa de tantas formas de opresión hoy. 

5ª)  ¡OH SOL NACIENTE!

Resplandor de la Luz  eterna, Sol de Justicia, ¡VEN!  ahora a iluminar a los que viven en tinieblas y en sombras de muerte  (Lc 1, 67-72)  “Bendito  el Señor Dios de Israel porque ha visitado y redimido a su pueblo y nos ha suscitado una fuerza salvadora en la casa de David su siervo, como había prometido por boca de sus santos profetas, que nos salvaría de nuestros enemigos y de las manos de todos los que nos odian, haciendo misericordia a nuestros padres y recordando su santa Alianza”.

“Nos visitará el Sol que nace de lo alto…”

* JESUCRISTO LUZ DEL MUNDO.

El Evangelista San Juan fue notable en presentar a Jesucristo así. Por ejemplo (Jn 1,4-9): En ella (la Palabra: Jesucristo)  estaba la Vida y la Vida era la Luz de los hombres, y la Luz brilla en las tinieblas y las tinieblas no la conocieron. Hubo un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan. Este vino como testigo, para dar testimonio de la Luz, para que todos creyeran por él. No era él la Luz, sino que era testimonio de la Luz. La Palabra era la Luz verdadera que ilumina a todo hombre que viene a este mundo. (Jn 8,12): “Yo soy la LUZ  del mundo: el que me sigue no andará a ciegas…”. Y en tantos otros lugares del Evangelio y sus cartas, insiste San Juan en esta doble vertiente: Jesucristo es la LUZ DEL MUNDO  que vino a él para iluminarlo  (Jn 12,46)  pero los hombres prefirieron las tinieblas a la LUZ  (Jn 3,19).

 * LAS TINIEBLAS Y SOMBRA  DE MUERTE.

Tantos hombres viven en ellas. Unos porque no se quieren dejar iluminar por la LUZ, ya que como dijo el Señor,  “el que obra el mal odia la LUZ” (Jn 3,20).

Otros porque no han tenido la suerte de topar con ella. En otros casos porque la LUZ es tan débil que no puede ser reconocida como LUZ del Señor.

* EL CRISTIANO, REVERBERO DE LA LUZ DE JESUCRISTO

“Vosotros sois la Luz del mundo”

 (Mt 5,14). “Brille vuestra Luz  delante de los hombres, que éstos, al ver vuestras obras  glorifiquen al Padre que está en los cielos” (Mt 5, 16)  Las recomendaciones de San Pablo en (Ef. 5, 8-9) : “Porque en otros tiempos fuisteis tiniebla; más ahora sois  Luz en el Señor. Vivir como hijos de la luz”

6ª) ¡OH REY DE LAS NACIONES!

* JESUCRISTO FORJADOR DE LA UNIDAD

“Jesucristo hizo de dos pueblos uno”  (Ef  11-22). “Todos sois uno en Cristo” (Gal 3,28).

 El trae a los hombres la UNIDAD en que vive con el Padre: “El Padre y yo somos una misma cosa   (Jn 10,30). La unidad del comulgante y  del comulgado: “Que sean UNO como Tú y yo”  (Jn  11,22)

 * JESUCRISTO NOS HACE MORADA DE DIOS

Nos hace Hijos de Dios, un solo cuerpo y creadores de unidad para edificación del Cuerpo de Cristo.

Un solo cuerpo, un solo Espíritu.“Revestiros del hombre nuevo (Ef 4  17, 20-24).¡Vivir en el Amor!.

7ª) ¡OH,  ENMANUEL!

Rey y Legislador nuestro. Esperanza  de  las naciones y Salvador de los pueblos  ¡VEN! a Salvarnos, Señor, Dios nuestro. “No hay bajo el cielo otro nombre  dado a los hombres. Por El estos pueden salvarse” (Hech 4, 4,1-12).

 * ENMANUEL:  DIOS CON NOSOTROS.

Para el pueblo del primer Israel que vivía de la herencia de las grandes Teofanías  del Sinaí y el Desierto, el hecho de que llegara una situación en que Dios compartiera establemente la habitación de la tierra con los hombres, les parecía algo inaudito. Recuérdese la emoción del acento puesto en (Dt 4, 6-8):  “Guardadlos y practicadlos  (se refiere a los mandamientos), porque ellos son vuestra Sabiduría y vuestra inteligencia a los ojos de los pueblos que, cuando tengan noticias de todos  estos preceptos, dirán: cierto que esta gran nación es un pueblo sabio e inteligente. Y, en efecto, ¿hay alguna nación tan grande que tenga a los dioses tan cerca como lo está Yahvé, nuestro Dios, siempre que le invocamos? Y ¿cuál es la gran nación cuyos preceptos y normas sean tan justos como toda esta LEY que os doy hoy?.

Cómo podían imaginar los israelitas que el ENMANUEL pasaría a ser, como dice San Pablo  “UNO DE TANTOS”, pasando por un hombre cualquiera”  (Fil 2,7)

Esto evoca e invoca la Iglesia en esta antífona. Pero hay algo más: el DIOS CON NOSOTROS pasaría a ser el DIOS EN NOSOTROS  en la plenitud de los tiempos y supondría el DIOS CON NOSOTROS.  Por la fuerza de su sacrificio pascual, se convertiría en Dios en nosotros porque al AMIGO, sucedería, sustituiría el HIJO, el  HERMANO  y vendría a realizarse el PLAN contemplado y propuesto por Jesucristo, y manifestado, sobre todo en   ( Jn  17, 21)   “Que todos sean uno, como Tu. Padre  en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que Tú me has enviado.  (Jn, 15 -7)   “Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros,  pedid   lo que queráis y lo conseguiréis “

Emmanuel: DIOS – CON – NOSOTROS.  Dios- en – nosotros: MI – BUEN – JESÚS  REY Y  LEGISLADOR, ESPERANZA,  SALVADOR DE LOS PUEBLOS,

Cada denominación revela  una MISION SOBERANAMENTE AUGUSTA.  ¿La cumple Jesucristo hoy?

Jesucristo ayer, hoy y siempre. ¡VEN A SALVARNOS!

Leave a Reply

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies