Ecos de la Asamblea

Por: Instituto Secular Vita et Pax

Ha sido una Asamblea cuidadosamente preparada, esperada con anhelo, deseada desde el corazón, con un lema central que nos expresaba a todas: Vita et Pax, un camino de fraternidad en el mundo. Del 19 de julio al 3 de agosto, hemos celebrado nuestra IX Asamblea General: un gran y sencillo acontecimiento del Espíritu. Hemos revisado, marcado el camino para los próximos seis años y hemos elegido a las compañeras que nos animarán en la marcha.

Nos ha acompañado Javier Vitoria, presbítero de la diócesis de Bilbao, teólogo, amigo y hermano mayor; un hombre de Dios que, desde su buen hacer y mejor ser, nos orientaba con sabiduría en las diferentes búsquedas. En su ponencia marco nos decía: La IX Asamblea General se os presenta como una oportunidad del Espíritu –un tiempo de gracia del Señor (‘kairos’)- para que institucional y personalmente reviséis vuestro presente a la luz de la Fraternidad, ofrecimiento de Dios a la Humanidad y razón de vuestra convocatoria en Iglesia y en el Instituto. Pero además estos días son un tiempo favorable para que soñéis vuestro futuro como camino de fraternidad en el mundo…

Desde el inicio nos pusimos a la escucha de Jesús, Él era nuestro fundamento y colocamos su Palabra en el centro de nuestros debates y decisiones y, con nosotras, también estaba María que entre susurros cómplices nos decía ‘haced lo que Él os diga’.

La presencia de D. Cornelio Urtasun, nuestro fundador, la hicimos visible a través de signos y símbolos y se intuía en todos los trabajos y propuestas, leímos sus escritos que con pasión nos decían: ¡Hijas mías, vosotras que no soñáis más que en que Él viva y crezca, vosotras que sabéis tan bien qué necesitáis para ello y tantas veces os encontráis sin ello: pensad en la Virgen corred hacia ella…!

Victoria Cañas, se encargó de darnos la bienvenida con estas palabras: Bienvenidas todas a este momento de gracia para nuestro Instituto. Pensando en esta nueva Asamblea, constatando nuestra realidad, me venía a la mente este comienzo de himno tan conocido… ¿Dinos centinela, qué ves en la noche? Veo que en la ‘noche’ Abrahán intentaba contar las estrellas, escuchaba una promesa. El Señor sacaba a su pueblo de Egipto. Ubicamos el nacimiento de Jesús en la noche y es que la vida llega muchas veces de noche, e incluso Nicodemo se encuentra con Jesús en la noche.

A veces da la impresión de encontrarnos ante una encrucijada tanto en lo social, eclesial e incluso en nuestras Instituciones, de no saber muy bien hacia dónde tirar, con la sensación de que el aceite de nuestras lámparas se va acabando… Pero por muy densa que sea la noche, Dios camina con nosotras, nos conduce hacia la libertad y nos cambia la esterilidad en vida fecunda.

Después de elegir la Mesa de la Asamblea, organizar grupos, aprobar normas de procedimiento, pasamos varios días compartiendo todo lo realizado en los seis años anteriores. Como los discípulos (Mc 6,30-31) le contamos al Maestro y nos contamos entre nosotras lo que habíamos hecho y enseñado a lo largo de esos años. Nosotras también estábamos cansadas y, a la vez, entusiasmadas de la tarea realizada. Todas las misiones referidas eran importantes: las escondidas y las públicas, las de primera y las de última línea, las que arriesgan y las que conservan, las andariegas y las de las sillas de ruedas… todas son importantes si son de Dios.

A continuación, pasamos largos y densos días revisando nuestras estructuras porque no son de cualquier manera, son estructuras al servicio de la fraternidad. Tomamos decisiones institucionales, marcamos objetivos para los próximos seis años y, llegado el momento, el Espíritu nos separó a las cinco compañeras que nos animarán en este sexenio.

Misión cumplida. La Asamblea se clausuró con la Eucaristía de acción de gracias que nos caldeó el corazón y, cansadas pero satisfechas, unas se fueron para sus lugares de origen y para otras aún nos quedaba celebrar juntas nuestra LXVII Convivencia y compartir con el resto de las compañeras los ecos de la Asamblea.

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies