Jesús está a punto de aterrizar

Jesús está a punto de aterrizar

Domingo IV de Adviento, Ciclo A

Por: Josefina Oller. Vita et Pax. Guatemala

Estamos ya a cuarenta y ocho horas de que celebremos la llegada de Jesús a nuestro mundo. ¡Qué rápido se pasa el Adviento y qué corta la cuarta semana!

En medio de luces adornando calles y plazas, de “convivios”, de compras y tantas cosas que distraen, podemos profundizar poco en este tiempo tan importante de esperar  anhelantes que llegue el Señor. Al pueblo de Israel se le hizo muy larga la espera y les permitió cultivar la virtud de la esperanza en medio de sufrimientos, destierros, infidelidades, arrepentimientos… brillando  siempre  la fidelidad de Dios a la alianza.   Nosotros/as, siguiendo paso a paso la liturgia de estos últimos días, hemos podido contemplar los momentos previos al nacimiento de Jesús: su anuncio y su encarnación en el seno de María; la visita que ella diligentemente hizo a su prima envejecida  y embarazada de seis meses. Vivimos el encuentro de las dos, sus bellas comunicaciones y la proclamación gozosa del “MAGNIFICAT”.

Hoy entra en escena José. Estaba comprometido con María pero no se había realizado el matrimonio. ¡Qué sorpresa se llevaría al verla embarazada! Estaría desconcertado, imposible entender que, estando tan enamorados y siendo ella tan buena, llevara los signos de la maternidad sin decirle ni palabra. Mil interrogantes cruzarían su cabeza. Y sobre todo, ¿qué decisión tomar?  No quería denunciar a María, sabía que era una mujer fina y delicada. Él, por su parte, era un hombre justo y bueno.  Resolvió abandonarla discretamente, en secreto. Pero Dios sabe a quien confía sus tesoros y qué  recursos emplear para que su plan se cumpla. Su HIJO predilecto, hecho hombre de manera única, debía tener un padre en la tierra. Envió su ángel en sueños y disipó las tinieblas de la mente y del corazón de José.  Éste como María, obedeció de inmediato. Dos maravillosos ejemplos de aceptación del querer del Señor poniéndose a su disposición sin medir las consecuencias que podrían derivarse de acoger y cuidar nada menos que al Hijo de Dios.

Los dos a través de sus experiencias de fe adulta, fueron tomando conciencia de la identidad del Niño que Dios ponía en sus manos. La primera lectura nos dice: “será el Emmanuel, EL DIOS CON NOSOTROS. A José le dice el ángel cuál es el nombre que le tiene que poner: JESUS porque salvará a su pueblo de la esclavitud del pecado. Dos nombres que son identidad y misión. Dios con nosotros. Nunca acabaremos de captar, contemplar y agradecer lo que supone que Dios haya querido ser Dios con nosotros y aún más, Dios en nosotros gracias a la Eucaristía. Comentando el evangelio de este día, dice el Papa Francisco en una de sus homilías:  “Para hablar de Él tenemos que decir nosotros. Solamente si lo dejamos estar con nosotros como lo dejaron José y María, se vuelve posible una cultura del encuentro en la que nadie está excluido y en la que todos nos miramos y nos sentimos hermanos. Porque es precisamente en la cercanía y en el encuentro donde nace Jesús: el AMOR”

Su misión está también definida: JESÚS  salvará, liberará, abrirá oídos y dará vista a los ciegos, hará caminar a los cojos, sacudirá las conciencias  autosuficientes, estará al lado de los oprimidos, en fin, proclamará la BUENA NOTICIA A LOS POBRES.

Estamos ya muy cerca de que un año más se realice en nuestros corazones, en nuestras comunidades eclesiales, en nuestro mundo este acontecimiento que se quiera o no, tiene en vilo a todo el mundo. Flota en el ambiente un aire especial: la canción lo dice: “la tarde ya lo sospecha, el sol le dice a la luna que no se duerma” Con María y José soñemos caminos de libertad, esperanza y solidaridad, con ellos crucemos fronteras, busquemos las sendas de la fraternidad y de la paz.

¡¡¡ PROFUNDA Y  GOZOSA EXPERIENCIA DEL DIOS NIÑO CON NOSOTROS!!!

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »