“Otra Lógica”

“Otra Lógica”

 

“Otra Lógica”     Domingo XIII TO.
Por: Toni Tatay Nieto.
S. Diocesano de Justicia y Paz. Orihuela (Alicante)

Textos Litúrgicos:

Sab 1,13-15; 2,23-24
Sal 29
2Cor 8, 7.9. 13-15
Mc 5,21-43

De nuevo el Evangelio de este domingo nos sorprende. Una vez más el Evangelio se presenta con “otra lógica” sin la cual no es posible entender nada. Por eso mucha gente oye pero no escucha y no puede entender esa “otra lógica subyacente”. Otra vez se presenta de forma subversiva cuestionando nuestras rigideces y falta de misericordia y de fe.

La primera lectura es como un recordatorio de enorme actualidad. “Dios no hizo la muerte ni se recrea en la destrucción de los vivientes…Dios creó al hombre para la inmortalidad y lo hizo a imagen de su propio ser”. Nuestro Dios es un Dios de vida y no de muerte que al crearnos a su imagen nos igualó a todos como hermanos sin distinción alguna con una dignidad propia de los hijos de Dios.

La segunda lectura también nos sorprende. Invierte nuestra lógica humana y nos propone ir a contracorriente de los valores imperantes de toda época basados en la fuerza de los poderosos y la codicia. Nos interpela profundamente para que destaquemos por nuestra “generosidad”. Como dice expresamente “se trata de nivelar”; esto es, ser conscientes de tanto como hemos recibido gratuitamente y ponerlo a disposición humildemente, con nuestras acciones y oración, de aquéllos que les falta de todo, especialmente la esperanza. Parece un disparo en la línea de flotación del sistema capitalista neoliberal que nos invade y deshumaniza.

Por último el Evangelio. Presenta un hombre y una mujer de fe. Jesús, una vez más, se conmueve ante el dolor y el sufrimiento ajeno y no permanece impasible, indiferente. Le dice a Jairo, jefe de la sinagoga, “no temas; basta que tengas fe”. Precisamente el mundo actual nos invita a todo lo contrario; a perder la fe, a abandonar, al yo “first”, al “sálvese quien pueda”, a debilitar todo lo colectivo. Sin embargo Jesús les dice “que le dieran de comer a la niña”; esto es, que hay que seguir adelante a pesar de las dificultades de la vida, que no se puede caer en la desesperanza, que hay que seguir robusteciendo nuestra fe con acciones y omisiones. Solo así seremos testigos creíbles.

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »