Recibo mucho más de lo que doy

Recibo mucho más de lo que doy

 

Por: Dina Martínez. Vita et Pax. Madrid.

Dina

1. COMITÉS DE AFRICA NEGRA – UMOYA

Conocí UMOYA en 1994, cuando pasé unos meses en España por motivo de la guerra de Rwanda. Desde entonces he mantenido relación con este grupo.

Cuando volví de Rwanda en 2007 me puse en contacto con los Comités y quedé incorporada al Comité de Madrid aunque solo participaba en las asambleas anuales pues vivía en Ciudad Real y el trabajo y la distancia me impedían participar en otras actividades. En 2011 cuando me vine a vivir en Madrid comencé a integrarme en otros campos.

Actualmente formo parte del comité de los Grandes Lagos. Somos siete en este grupo y nos ocupamos de estar al corriente de lo que pasa en la región, informar por medio de la página web, dando charlas donde nos solicitan y estamos en contacto con el Parlamento Europeo y con los ruandeses de la diáspora.

Nos hemos interesado mucho por Victoria Ingabire para darla a conocer y pedir su libertad (premio Sajarov, premio Breemense, la campaña de Navidad del año pasado fue para ayudar a pagar los gastos de su defensa…). Otras acciones importantes que hemos realizado el curso pasado:

  • Enviar un informe al Papa sobre la situación que vive la RGL y pidiéndole que les haga una visita.

  • Hicimos un acto en Madrid en colaboración con dos activistas africanos, Ambrose Nzeyimana un rwandés que vive en Londres y BK Kumbi, una congoleña que vive en Suiza: “Morir en los Grandes Lagos” para sensibilizar a la población de lo que se vive en esa región. Ellos, que han hecho este acto en varias ciudades europeas, quedaron muy contentos del interés y la sensibilidad que vieron en la sociedad madrileña. Dijeron que era el sitio donde se recogieron más firmas y donde la gente demostró más interés.

También me ocupo de gestionar las traducciones de francés y otra compañera gestiona las de inglés. Tenemos un convenio con la Universidad de Salamanca, que nos permite enviar textos en francés y en inglés para que los traduzcan los alumnos que están haciendo el último año de estudios. Esto nos permite alimentar nuestra página web con documentos de muchos medios.

Todos los años, al final de curso, viajamos a Salamanca para conocer a los alumnos con los que hemos colaborado durante todo el curso y conseguimos gente que quiere seguir colaborando con nosotras. También constatamos que las traducciones les abre la puerta de un mundo desconocido que a la mayoría parece interesarles. Nos parece muy interesante esta colaboración porque por una parte nos hacen un gran servicio y nosotras les ofrecemos la posibilidad de conocer África y su problemática.

En la última asamblea que hemos tenido en el mes de mayo me han dado otra responsabilidad que todavía no he asimilado, me han nombrado vicepresidenta. Me resistí porque tengo muchas cosas en contra, pero en los comités pasa lo mismo que en nuestros ambientes, que la gente va envejeciendo y son más los que lo dejan que los que se suman.

2. DELEGACION DIOCESANA DE MIGRACIONES

ASTI es una asociación sin ánimo de lucro creada desde la Delegación Diocesana de Migraciones de Madrid en enero de 1985.

Surge en un momento en que apenas hay sensibilidad ante el fenómeno migratorio y en el que no existían organizaciones e instituciones que se ocupen de la defensa de los derechos de los trabajadores inmigrantes que viven y trabajan entre nosotros.

En la Comunidad de Madrid hay 15 CENTROS DE PROMOCIÓN Y ENCUENTRO, en el marco del plan global de la Delegación Diocesana- ASTI, que son puntos de referencia para los emigrantes que llegan a la comunidad de Madrid.

Yo colaboro en el CENTRO DE SAN LORENZO, que está en el barrio de Lavapiés desde que llegué a Madrid, tres cursos. Los dos primeros, di clases de español, dos días por semana y el curso pasado estuve en el servicio de acogida, un día por semana, pues ya comenzaba a colaborar en la parroquia de Campamento.

La experiencia ha sido muy enriquecedora, tanto en el contacto con los emigrantes como con los otros voluntarios y voluntarias. Hay más mujeres que hombres en el voluntariado, en concreto en este centro.

Los emigrantes vienen de muchos países pero los dos últimos años de donde más vienen es de Bangladesh.

También, participé los dos primeros años que estuve en Madrid en una Capellanía de la parroquia de San Juan de Avila. Las capellanías también dependen de ASTI, pero estas ofrecen otro tipo de ayuda más bien de tipo religioso.

En la capellanía colaboré durante dos años, ahora ya no existe por problemas internos.

3. PARROQUIA SAN ALFONSO MARÍA DE LIGORIO

Cuando me fui a vivir a Campamento ya pensé que me gustaría hacer algo en esa parroquia que conozco desde hace varios años, y que siempre me ha parecido un espacio privilegiado.

Isabel y María Luz me preguntaban con frecuencia: ¿No vas a venir a esta actividad? Algunas gentes de la parroquia también me preguntaban, sobre todo el grupo que visita a los enfermos, si no me iba a incorporar al grupo y yo les decía que estaba esperando ver cómo me podía organizar porque ya tenía varias actividades a las que tenía que asistir.

Le preguntaba a Jose (el párroco) donde le parecía que me podía integrar y siempre me decía que espera un poco y que fuera conociendo a la gente y a los grupos. Al final nos reunimos un día y me dijo que le gustaría que me ocupara de la formación del voluntariado. Ya hay una mujer joven, dinámica y muy comprometida que se ocupa de esta tarea pero que tiene muchas obligaciones familiares y no llega a todo, porque en la parroquia hay también muchos grupos.

Parece que hay alrededor de 200 voluntarios, solo en el grupo de comida caliente hay 52 voluntarios que han repartido 29.800 raciones de comida. Y en el Centro de Día, que acoge a 69 personas mayores, todas las tardes de lunes a sábado hay también 54 voluntarios.

Estos son los servicios que yo he conocido más este año. Los he visitado varias veces y voy conociendo a los voluntarios. Los dos grupos son gente de una cierta edad y sencillos, menos abordables para Marcela que para mí. Ella se entiende mejor con los jóvenes que los puede contactar por correo electrónico y que entran en las redes sociales. Yo quiero conocer a todos los grupos porque no se puede formar a alguien que no conoces y que no sabes lo que hace.

¿En qué consiste la formación? Por lo que he visto este año, que hemos tenido dos encuentros con todo el voluntariado, se trata de motivar, hacer que tomen conciencia, no solo de lo que ellos dan sino de lo que reciben haciendo este servicio. También se busca que se conozcan entre ellos, que valoren el trabajo que hacen los diferentes grupos, que estén abiertos a la colaboración y a la acogida…

Este año también organizamos un encuentro, abierto a toda la parroquia, para reflexionar sobre el problema que se vive en las fronteras, el rechazo a los emigrantes…

Creo que este curso tendré que dejar el Centro de San Lorenzo porque me voy metiendo en muchas cosas y no quiero vivir agobiada. No me gusta ver a gente de mi edad ocupándose de tantas cosas que parece que el presente y el futuro del mundo depende de ella y a veces no tiene tiempo ni de saludar y menos de escuchar.

De los comités me surgen muchos imprevistos: charlas, visitas al CIE…, la nueva misión todavía no sé lo que me pedirá. Y pienso que a medida que vaya entrando en la parroquia se me irá complicando más la vida.

Soy feliz haciendo lo que hago y recibo mucho más de lo que doy.

PRESENTACIÓN DE LA MISIÓN

 

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »