Jesús nos quiere iguales

Jesús nos quiere iguales

Domingo 25º del T.O. Ciclo A

Por: Paky Lillo. Vita et Pax. Alicante

Jesús nos quiere iguales. No contempla la igualdad de iguales sino la igualdad de los desiguales. A cada uno según sus necesidades con un trato de igual.

Isaías nos explica la parábola desde su profecía. El Reino de Dios es la comunidad de Jesús, Jesús nos explica esa comunidad desde el trabajo, el jornal,… Y nos dice que en esa comunidad que viene a crear, esa nueva humanidad, tiene que ser una sociedad de iguales. Nuestra sociedad tiene rasgos que nos alejan de esa igualdad que Jesús predica: los salarios reflejan una clara escala de desigualdad, el nivel de bienestar, el reconocimiento social, la capacidad de influir en la toma de decisiones,… todos esos caminos, los nuestros, no son los caminos del Dios de Jesús; son los caminos humanos. Jesús nos muestra un Dios que “no es de los grandes” sus caminos no se corresponden con un Dios grande, El Dios de Jesús es radicalmente distinto y nos lo dice “Mis caminos…no son vuestros caminos”. El mensaje es claro.

Jesús viene a enseñarnos a vivir como hermanos y en su parábola explica cómo deben ser las relaciones. El Dios de Jesús es radicalmente distinto, no es un sobrehumano, sin embargo nos ha hecho ricos, ricos en dones pero esos dones nos empobrecen cuando nos lo guardamos. Cada uno tiene que aportar según sus posibilidades y eso es lo que Dios pide, lo que Dios contempla para que cada uno reciba según sus necesidades, esto es, todos lo mismo salvo que alguno necesite algo más por ser más débil. Estos son los caminos de Dios. Esta es la justicia de Dios, El da a cada uno, no lo que se merece, sino aún más.

EN CLAVE DE BONDAD.

“La bondad es el idioma que el ciego ve y el sordo oye” Mack Twain.

La bondad ni se predica, ni se enseña, ni se impone. La bondad se contagia y crea un clima de bondad y tiene la capacidad de cambiar la vida propia y la de los demás. “José Mª Castillo”

Jesús pregunta ¿es que no quieres que sea bueno? ¿Por qué no me dejas ser bueno?

Dios actúa en la parábola con bondad, se compadece de aquellos que no tienen un trabajo, que no van a poder seguir la vida con dignidad y les ofrece una salida, en este caso económica, quizás el tema económico no sea importante pero para Jesús, sí lo es. Porque en nuestra sociedad sí es importante, todo se rige por el dinero y es ahí donde nos pide Jesús que seamos buenos, que seamos facilitadores, no les paga el jornal por las horas trabajadas, les paga para conseguir que recuperen su dignidad en el momento en el que les falta; y les paga lo que necesitan, sin contabilizar.

Cuando nos nace ser buenos con aquellos que necesitan de lo que nosotros poseemos ¿Por qué nos cuestionamos el uso que puedan hacer de ello? ¿Por qué no llegamos a dejar de ser propietarios o propietarias de lo que tenemos?

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »