Reinar del revés

Reinar del revés

Domingo, XXXIV Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo)

Por:  José Luis TerolProfesor (Zaragoza)

Quienes nos dedicamos a la educación hablamos a menudo de “curriculum oculto” y de otros términos parecidos para referirnos e identificar los valores reales que, más allá de las proclamas y de las declaraciones políticamente correctas, gobiernan nuestros espacios educativos o vitales.

Probablemente no sea “oculto” el término más adecuado, cuando resulta bastante evidente que demasiados seres humanos nos estamos dejando arrastrar y seducir por valores como el reconocimiento, el éxito, la autoridad, el poder, el halago, la autosuficiencia…

Como profesor me encuentro con dolor, demasiados jóvenes que se sienten aplastados y pérdidos ante esta propuesta de valores que, con la mejor voluntad, reciben de sus familias y de toda la sociedad que les rodea.

Necesitan una paz, un reposo y una propuesta (Ezequiel) que les saque del callejón sin salida en el que se encuentran y que no están encontrando en ninguna de las propuestas que consumen con ansiedad.

No sólo algunos jóvenes, sino muchos adultos y adultas transitamos por la vida como auténticos zombis y muertos vivientes que necesitamos con urgencia ser vivivficados y sanados por una Palabra que nos resucite y que nos vuelva a la Vida ( 1ª Corintios).

Es aquí, una vez más, dónde tomamos conciencia de que el Evangelio, la propuesta de Jesús, continua siendo totalmente provocadora, oportuna y “contracultural”. Y, por supuesto, que desborda las inmensas limitaciones de la Iglesia y de quienes nos decimos cristianos.

“Si quieres encontrar el reposo, si quieres encontrar la vida, pégate a los hambrientos, a los sedientos, a los forasteros, a los desnudos, a los enfermos, a los encarcelados porque en ellos me encontrarás a Mí, y encontrarás LA VIDA” (Mateo).

En estos tiempos de futbol, patrias, mentiras y banderas, tengamos de nuevo el coraje de acoger y agradecer la invitación de este “extraño rey” y seguir intentando, con toda humildad y en medio de nuestras contradicciones, “darle la vuelta al mundo”.

 

 

 

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »