Grupo Vida y Paz de Alboraya

Grupo Vida y Paz de Alboraya

Nuevo curso y reencuentro en nuestra casa de Alboraya. Mujeres, amigas, cristianas comprometidas, y contentas de volvernos a ver, de poder compartir realidades e ilusiones.

Vida y Paz en Alboraya es una pequeña y bonita realidad.

Cada último jueves de cada mes la cita es parece que atractiva; y no podía ser de otra manera: nos convoca el Señor Jesús. Sí, el jueves 25 de octubre, ya segunda reunión del curso, nos hemos encontrado con el Señor de la tempestad calmada.

Hemos vivido con S. Marcos el momento de ansiedad y de miedo dentro de aquella barca donde el Amigo dormía placenteramente. ¡Es que no se enteraba de nada!

Al menos eso parecía por el reproche “Señor, ¿es que quieres que nos hundamos?”

¡Cuánta paciencia la de este Señor nuestro!  “Ay, pero qué poca fe”

Y es que resulta que aquellos somos nosotros y, por fortuna, Él es el mismo; también son los mismos la vida, los problemas, las preocupaciones, los agobios, las turbulencias del mar embravecido, los miedos… y SU PAZ, la que nos ofrece y pide que compartamos.

Reflexión que nos sirvió para recordar que comenzamos El año de la fe. Queremos compartir nuestra experiencia de Dios; lo vamos iniciando y el diálogo va fluyendo. Pedimos en nuestra oración “auméntanos la fe”, reiterativamente, machaconamente.

El tema de la Vida completa nuestro encuentro de este día, acabando con un salmo adaptado destinado al Dios de la vida.

El colofón es una breve lectura conjunta del comienzo del Folleto; vamos a ir desmenuzándolo.

Así, desde Alboraya, os ofrecemos esta novedad del comienzo de este curso; va a ser un año bonito.

Buen camino, buen curso.

INVITAMOS.         

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »