“La Tumba Vacía y el Mensaje del Ángel” (Mc 16, 1-8)

“La Tumba Vacía y el Mensaje del Ángel” (Mc 16, 1-8)

 

1 Pasado el sábado, María Magdalena, María la de Santiago y Salomé compraron aromas para ir a embalsamar a Jesús. 2 Y muy temprano, el primer día de la semana, al salir el sol, fueron al sepulcro. 3 Y se decían unas a otras: «¿Quién nos correrá la piedra de la entrada del sepulcro?». 4 Al mirar, vieron que la piedra estaba corrida y eso que era muy grande. 5 Entraron en el sepulcro y vieron a un joven sentado a la derecha, vestido de blanco. Y quedaron aterradas. Él les dijo: 6 «No tengáis miedo. ¿Buscáis a Jesús el Nazareno, el crucificado? Ha resucitado. No está aquí. Mirad el sitio donde lo pusieron. 7 Pero id a decir a sus discípulos y a Pedro: “Él va por delante de vosotros a Galilea. Allí lo veréis, como os dijo”». 8 Ellas salieron huyendo del sepulcro, pues estaban temblando y fuera de sí. Y no dijeron nada a nadie, del miedo que tenían.”

  • Ahora, al final de su Evangelio, Marcos informa de este grupo de mujeres: (15,40-41)
“40 Había también unas mujeres que miraban desde lejos; entre ellas María la Magdalena, María la madre de Santiago el Menor y de José, y Salomé, 41 las cuales, cuando estaba en Galilea, lo seguían y servían; y otras muchas que habían subido con él a Jerusalén”.

EL GRUPO DISCIPULAR FEMENINO

  • “Ellas observan de lejos donde lo ponían” (47) “theorein”= mirar, observar, meditar; están adquiriendo el conocimiento de alguien.
  • Han observado cómo muere Jesús y al observar han conocido su verdadera esencia, son mujeres fecundas, ven hondo, “miraban desde lejos” (40)
  • Han meditado sobre Jesús y ha crecido en ellas el misterio de este hombre; han visto cómo obraba en Él el Dios de la vida “lo seguían… cuando estaba en Galilea” (41)
  • Le han “servido en Galilea” (41) y en el “camino” hacia Jerusalén (41)
  • Aparecen sólo tres nombres: son representantes del grupo discipular femenino: los tres varones que fueron con Jesús a Getsemaní claudicaron ante el sueño, éstas permanecen vigilantes, observando (40), están despiertas, son todo ojos y no huyen, sino que quedan, permanecen para el testimonio.
  • Antes de la ejecución están los hombres, después, en el riesgo, en la cruz y en la muerte, sólo las mujeres; los hombres cuanto mas cerca del lugar de la ejecución, más desaparecidos.
  • Dos de estas mujeres también estarán con José de Arimatea y “observan donde lo ponían” (47).
  • “El primer día de la semana, a la salida del sol” (2), Tres mujeres van al sepulcro: Son las que esta- ban junto a la cruz y le vieron morir, las que recogieron la confesión de fe del primer pagano (15,38) venido a la fe.
  • Son las que han visto el misterio del DOLOR en la cruz (40) donde Él les ha mostrado su Realeza Mesiánica.
  • Este SOL ”sumido en tinieblas” (33), es el SÍMBOLO de la Vida Nueva, ellas van a ungir-embalsa- mar (1) al Mesías como Cristo de Dios.
  • La Noche de los varones, queda Iluminada por la visión nueva de las mujeres, a los discípulos ciegos le suceden las mujeres que “ven la piedra retirada” (4), nada les detiene, se ha roto el poder de la muerte.
  • Donde los varones no entraron, ellas “entrando en el sepulcro vieron a un joven sentado en el lado derecho, vestido con una túnica blanca” (5), tienen valor, quieren ver más allá de la muerte, se adentran en el misterio de la “Nueva Vida”:

+ saben mirar a “la derecha” (5) al lugar de la suerte, de la vida y de la conciencia; lugar del Hijo.
+ “ven a un joven con túnica blanca” (5), saben leer los signos, la luz, los colores y los lugares.

+ “se asustaron” (5), es la reacción humana ante la irrupción del misterio de Dios; “no os asustéis” (6). “Ved el lugar donde le pusieron” (7); esto es ya pasado, aquí estuvo, sólo queda su vacío, el sitio.

  • Ahora está en OTRO estado, “a la derecha” de Dios, (16,19) “el Señor Jesús fue elevado al cielo y se sentó a la diestra de Dios” (Sal. 110,1).

VALORES EN EL TEXTO

  • Las mujeres aseguran la continuidad comunitaria, son las mismas que estaban en el Calvario (1).
  • Inauguran su búsqueda, “al salir el sol” (2), llenas de expectativas.
  • La muerte les ha descolocado, pero siguen buscando en dirección al cuerpo, su búsqueda les ha llevado al verdadero “sitio” (6).
  • Les hace caminar la Fe en el crucificado que es el precedente del Resucitado; la fe les impulsa al sepulcro y a entrar en él para verificar (5).
  • La piedra de la historia está descolocada (4), pasan al otro lado: “entraron en el sepulcro” (5):

+ a la Luz, al Misterio, a la Vida; ¿Una visión, una realidad, un símbolo, un signo?

+ ¿Una situación interior diferente de la que tenían cuando entraron en la tumba?

PALABRAS REVELADORAS:
PRIMERA REVELACIÓN:

  • “¿Buscáis a Jesús de Nazaret, el Crucificado?; ha resucitado, no está aquí” (6a).
  • “Ved el lugar donde le pusieron” (6b).
  • Las mujeres tienen que llegar hasta el fondo de la tumba y descubrir el vacío, el histórico Jesús ya no existe más. Ya no se le toca.

SEGUNDA REVELACIÓN:

  • Id a decir a sus discípulos y a Pedro que irá delante de vosotros a Galilea; allí le veréis” (7).
  • Una tarea, misión, un ministerio: la Comunidad.
  • Ahora son enviadas como mensajeras de la Pascua; ¿es una vocación nueva, con nueva misión, con nueva perspectiva?
  • En la MISIÓN de estas mujeres están incluidos los caminos de la Iglesia.
  • Son ahora las evangelizadoras de la Comunidad Apostólica, las depositarias del “Kerigma”, las testigos de un “vacío” y de una REVELACIÓN.
  • Todos los ESLABONES se han roto, han perdido su función, sólo ellas mantienen la cadena que vincula la historia:
  • son la MEDIADORAS UNIVERSALES DE LA VOCACIÓN CRISTIASNA, interpretada y vivida en clave Pascual.
  • Son enviadas para que la comunidad viva y para dar vida a los DOCE.
  • La COMUNIDAD de Galilea es el principio y base de la Iglesia, con Pedro el “obstinado, la piedra dura y terca” (8,29-33), “el vacilante” (14,9.37.66-71); “ahora piedra de cimiento” (16,7).
  • Estas mujeres son una COMUNIDAD abierta a los traidores, a los miedosos, a los huidizos, a todos los que descubren el amor en el perdón.
  • En Jerusalén queda sólo el sepulcro vacío, un espacio religioso poblado por sacerdotes, escribas y fariseos, con un oficio ancestral y sin sentido.
  • Entre Jesús y el reto de los fieles se encuentran siempre estas mujeres que han logrado culminar su camino discipular:

+ HAN LLEGADO HASTA LA TUMBA.
+ HAN DESCUBIERTO EL MISTERIO DE CRISTO-JESÚS.
+ TESTIMONIAN LO QUÉ HAN VISTO Y VIVIDO EN PASCUA.

MAGISTERIO DE FRANCISCO

“Es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva en la Iglesia. Porque “el genio femenino es necesario en todas las expresiones de la vida social; por ello, se ha de garantizar la presencia de las mujeres en el ámbito laboral” y en los diversos lugares donde se toman las decisiones, tanto en la Iglesia como en las estructuras sociales” (E.G.103).

PARA COMPARTIR

§  ¿La Resurrección es para “el ultimo día”, o es sobre todo para el presente de Dios?
–        ¿Cómo llevarla a cabo en la vida cotidiana, en el quehacer de lo ordinario?
–        ¿Cómo pasar de la MUERTE a la VIDA? ¿qué acciones y con qué medios?

 

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »