Un Regalo de Vidas

Mary Luz Jimenez de la Peña

Siempre tenía presente a su familia y a su tierra y solía decir “que se sentía orgullosa de sus antepasados y de su tierra aragonesa”.
Amante de los libros y de la cultura, entregada a su labor de difusión y de compartir esa cultura en su trabajo en las librerías Manantial de Vita et Pax.
Siendo muy joven se encontró con el P. Cornelio fundador de VIta et Pax y su carisma la conquistó. Una enfermedad se la llevó y desde la casa del Padre cuidará de todas nosotras.

image Mª Carmen Calabuig

Mujer entregada a los más desfavorecidos, su profesión de Médico le ha llevado a los sitios mas necesitados, así lo quería ella, su labor en pueblos pequeños y más tarde en Rwanda ha sido de una entrega total a ellos, los quería.
Comentaba que le encantan los escritos del Papa Francisco… los leo y releo, me hacen un bien inmenso y creo que me ayudan a ir cambiando mi corazón de piedra por un corazón de carne, a ver con los ojos de Jesús la realidad que me rodea y si no puedo hacer otra cosa, saludo, abrazo, manifiesto que les quiero, que son ALGUIEN para mí y que estoy a su lado… ellos siempre me enseñan el respeto, la fuerza en la debilidad, son como las cañas, los doblan pero no los rompen… sufren pero no acaban con ellos…. Gracias Carmen, como le gustaba que le llamaran, por tu arrojo, por tu generosidad, por tu Amor entregado.

imageAna Roca

Ha volado en plena pandemia, sin hacer ruido, en silencio. Así ha sido su vida de entrega generosa: en casa,ejerciendo su profesión de enfermera, en distintas partes del mundo, con dedicación hasta su jubilación que la llevó a un voluntariado en los campos de refugiados en África. Compañera acogedora y queredora.
Mujer siempre dispuesta a la ayuda, atenta a todo el que necesitará de su apoyo.
Gracias por tu testimonio de vida, sigue acompañándonos desde la casa del Padre.

Tere Signes

Mujer alegre y amante de la música, conversadora con todos aquellos necesitados que te encontrabas por las calles, dispuesta a alegrar cualquier momento, creativa y dispuesta a emprender metas novedosas.
Mujer celebrativa de todo momento que se vivía en grupo, caminante de más de un camino, donde has compartido vida con todo aquel que necesitará de ti. Siempre dispuesta con una sonrisa y un canto en la boca. Te fuiste con alegría, seguro que allá en la casa del Padre suena tu órgano  y tu risa.

Emy Martínez

De Emy podemos destacar su disponibilidad. Siempre positiva y alegre. Muy espontánea y abierta a la novedad, le gustaba vivir el presente, aquello que tenía delante, y saborearlo para entregarlo a los demás. Cuando apareció la enfermedad la vivió como un proceso natural y fue un ejemplo para todas nosotras.

Angelines Llopis.

Fue una compañera muy callada, pero con un sentido del humor muy fino, muy observadora y muy prudente. Siempre disponible para ayudar, aconsejar, colaborar quedándose siempre en segundo plano. Bondadosa y cariñosa

Encarnación Piris.

Nos conocíamos desde hace mucho tiempo, hemos compartido muchas aventuras, cada una en su destino. Volvimos a encontrarnos en Valencia. La enfermedad, en tu caso, muy larga, te dejó en una silla de ruedas, todo el proceso fue un camino de dolor, pero amiga tu buen humor, tu cariñosa acogida y tu sonrisa permanente nunca desapareció, Unos días antes de partir nos visitamos y juntas acudimos a la Eucaristía, hoy estás en Tu Casa gozando con nuestro Amigo Jesucristo.

Menú
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »